Publicado 25/06/2020 15:50:18 +02:00CET

Azcón apela a la memoria, dignidad y justicia para neutralizar a quienes intentan blanquear a los terroristas

Homenaje al vigilante de seguridad, Jesús Argudo, asesinado por el FRAVA en 1980
Homenaje al vigilante de seguridad, Jesús Argudo, asesinado por el FRAVA en 1980 - DANI MARCOS

La ciudad coloca una placa de homenaje al vigilante de seguridad, Jesús Argudo, asesinado por el FRAVA en 1980

ZARAGOZA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha manifestado que para mantener "sano y robusto" el sistema democrático es "vital" construir un relato basado en la memoria dignidad y justicia, que "neutralice un discurso manipulado de quienes han intentado blanquear a terroristas justificando su actividad criminal".

Azcón ha subrayado que solo con la memoria, dignidad y justicia se puede dejar claro a los asesinos y a sus cómplices que "son precisamente eso: asesinos".

El alcalde se ha pronunciado de esta forma durante el acto de homenaje realizado al vigilante de seguridad, Jesús Argudo, asesinado a tiros el 2 de mayo de 1980 por el grupo terrorista de extrema izquierda Frente Revolucionario Antifascista Vasco Aragonés (FRAVA). Tenía 58 años, estaba casado, con 3 hijos era exguardia civil y en el momento del atentado trabajaba en la seguridad de las oficinas de la multinacional General Motors cuando al salir del ascensor unos encapuchados le dispararon.

Azcón, acompañado por la vicealcalesa, Sara Fernández, la recién nombrada concejal delegada para las Víctimas del Terrorismo, Patricia Cavero, y los portavoces de los grupos municipales, ha participado en un acto de homenaje al que también ha acudido el hijo del asesinado, Jorge Argudo. Se ha colocado una placa en la confluencia de las calles Doctor Val-Carreres y Marceliano Isábal, lugar donde se encuentra el edificio que albergaba las oficinas de la multinacional automovilística.

En su discurso, ha dicho que este homenaje, y los que se sucederán en Zaragoza en memoria de otras víctimas del terrorismo, es un "deber moral" de la sociedad y forma parte del compromiso del Gobierno de la ciudad.

"Somos conscientes de los zarpazos terribles sufridos en la ciudad por la lacra del terrorismo y prometo a las víctimas que siempre estaréis presentes en nuestra memoria y en nuestros corazones. La ciudad siempre rendirá homenaje por la memoria de ellas y por la libertad y la vida de todos nosotros".

OBLIGACIÓN MORAL

Azcón ha indicado que para mantener viva la memoria de las víctimas es una "obligación moral" de cualquier demócrata el recuerdo de su sacrificio, que es el mayor estímulo para defender el Estado democrático, la libertad y los derechos humanos. También es un acicate para combatir desde la fuerza del Estado de derecho a quienes son incapaces de defender sus ideas legal y pacíficamente y solo saben sembrar la barbarie, ha añadido.

El alcalde ha subrayado que la fortaleza de la democracia, del pueblo español y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han derrotado a grupos sanguinarios como ETA y los GRAPO, pero ha alertado de que la amenaza de otros terrorismos permanece, como el terrorismo yihadista, ha citado.

"No debemos descuidar el empeño de trabajar por tener una sociedad libre de terrorismo y no descuidar la batalla fundamental por el relato de lo que ha sido el terrorismo en España".

Azcón ha dicho que con este acto se hace justicia y ha avanzado que es el primero de otros muchos que se harán en el futuro para recordar, que este próximo 27 de junio, se conmemora el Día Internacional de las Víctimas del Terrorismo y que en Zaragoza tendrá lugar delante de la iglesia de San Juan de los Panetes.

"Saldamos una deuda dejando testimonio en las calles del crimen atroz e injustificable que sufrió Jesús Argudo y toda su familia". Azcón ha relatado que 40 años después se realiza este homenaje para señalar: "Si las víctimas del terrorismo no siempre tienen el reconocimiento, en este caso ha sido especialmente maltratada la familia porque al dolor de la muerte se han unido 19 años de lucha judicial hasta reconocer que fue un atentado terrorista".

El alcalde ha expuesto la lucha de la familia en los tribunales para que el casos no cayera en el olvido judicial e intentar esclarecer un crimen al que se le dio carpetazo y ya ha prescrito.
"Por desgracia, sus autores, si fueran descubiertos no podrán ser condenados, pero la familia tiene todo el derecho a reclamar que se intente saber toda la verdad y la ciudad a reconocer a de forma perenne su nombre y su crimen como a todos los que han sido asesinados por el terrorismo".

REFERENCIA ÉTICA Y MORAL

En su intervención, la vicealcalesa, Sara Fernández, ha dicho que "es de justicia saldar con esta placa, este acto que la ciudad tenía pendiente con Jesús. "Este acto hace la ciudad más fuerte y libre porque el odio transformado en terrorismo nunca ha vencido a los ciudadanos, ni los vencerá".

Fernández ha recalcado que las víctimas del terrorismo son una referencia ética y moral de la democracia y simbolizan la defensa de la libertad. "Su comportamiento ha sido ejemplo para todas las instituciones y para los ciudadanos, a pesar de las provocaciones de los asesinos y de los que los apoyan".

También ha indicado que el Gobierno de la ciudad "tenía el compromiso moral y el deber de reconocer el legado de la víctimas" por lo que se ha creado concejalía delegada de las víctimas del terrorismo, con la que se refuerza el compromiso hacia todas ellas y revela que el ayuntamiento "jamás las dejará de lado".

Para la ciudad, Jesús Argudo es un "auténtico héroe", ha apostillado, agregando que "ya era hora de dignificar su memoria para que perdure su legado".

DOLOR, SOLEDAD Y LUCHA

El hijo de Jesús Argudo, Jorge Argudo, ha dado las gracias por este acto y ha destacado que todas las víctimas del terrorismo tiene el mismo concepto del dolor, la soledad y la lucha.

Sobre el concepto del dolor ha explicado que son muertes no esperadas y es un "trauma que viene de golpe y transforma la vida totalmente". De la soledad ha dicho que, además de ser el nombre de su madre y su hermana es el sentimiento que queda cuando todo ha pasado.

"Cuando miras los telegramas que recibimos ves que el más importante el del director del ABC, pero de ningún político, ni de la General Motors. Te dicen que ha sido ajuste de cuentas, pero tu sabes que no ha sido así".

En cuanto a la lucha ha manifestado que todas las víctimas persiguen que se reconozcan los derechos y no queden impunes los asesinatos. "Esa lucha nos hace fuertes y algunos llevamos más de 40 años en esta lucha". También, ha añadido, les caracteriza que a todas las víctimas les queda la bondad. "Hemos dado todo a la sociedad".

Ha concluido al agradecer a la Guardia Civil el interés mostrado por su caso y el apoyo "incondicional" recibido, así como a los amigos que han estado a su lado toda la vida.

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Calamaro: "Queen es el grupo más inflado de la historia"

  2. 2

    José Antonio Rodríguez avisa a Rocío Carrasco: "queda lo fundamental por contar. Lo voy a hacer. No hay vuelta atrás"

  3. 3

    Irene Rosales desvela que Isabel Pantoja "ya está enamorada"

  4. 4

    La OMS admite que no hay retorno a la 'vieja normalidad' en un futuro previsible

  5. 5

    Amador Mohedano, emotivo reencuentro con sus hijos y sus nietos