Publicado 17/12/2021 14:14CET

La carretera del barrio rural de Alfocea sigue inundada y no se puede abrir al tráfico

La consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, ha visitado este viernes el punto más afectado junto al camino de Monzalbarba
La consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, ha visitado este viernes el punto más afectado junto al camino de Monzalbarba - DANI MARCOS

ZARAGOZA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La carretera que une los barrios rurales zaragozanos de Alfocea y Monzalbarba aún no se ha podido abrir al tráfico normalizado, debido a la crecida extraordinaria del río Ebro.

Aunque el nivel del agua ha bajado bastante, todavía hay una lámina de agua importante en algún punto y efectivos del Cuerpo de Bomberos de Zaragoza están trabajando en la apertura de acequias y riegos en las áreas inferiores, para intentar acelerar el proceso de desagüe.

En el camino de Monzalbarba se están vallando los puntos más delicados del carril bici y área peatonal. De esta manera, se van a retranquear las vallas que cortan el camino del Soto hasta la A-2 para permitir acceso a los vecinos del área, además los servicios de Limpieza Pública del Ayuntamiento de Zaragoza realizarán también tareas de baldeo en esa calzada.

En la arboleda de Macanaz, en el distrito del Arrabal, en la margen izquierda se ha abierto toda la zona menos el paso inferior de Puente de Piedra.

La consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, ha visitado este viernes el punto más afectado junto al camino de Monzalbarba, para conocer los daños causados por el agua, así como el Parque del Agua, donde se trabaja intensamente en la limpieza y reparación de las zonas afectadas.