20 de febrero de 2020
 

La Diócesis de Barbastro-Monzón pedirá la ejecución provisional de la sentencia, si se recurre

Publicado 11/12/2019 15:56:59CET

El obispo sostiene que el objetivo era "buscar la verdad" y ha mostrado su "mano tendida" para colaborar con la diócesis ilerdense

BARBASTRO (HUESCA), 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Diócesis de Barbastro-Monzón pedirá la ejecución provisional de la sentencia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Barbastro, en caso de que las partes demandadas, el Consorcio del Museo de Lérida y el Obispado de Lérida, recurran el fallo, que determina que el consorcio debe devolver de manera inmediata las 111 piezas de arte sacro pertenecientes a 43 parroquias aragonesas.

En rueda de prensa, tanto el abogado de la Diócesis de Barbastro-Monzón, Joaquín Guerrero, como el abogado del Gobierno de Aragón, Alberto Gimeno, se han pronunciado en este sentido. Han aclarado que los demandados tienen un plazo de 20 días hábiles para presentar el recurso. En caso de que no lo hagan, la sentencia sería firme y se pediría la ejecución definitiva.

Ambos letrados han estimado que "es muy posible" que las partes recurran, a pesar de lo cuál "ya se ve el final y se ve también las posibilidades de una ejecución en el caso de que se recurriera", ha remarcado Guerrero.

Por su parte, el abogado del Gobierno de Aragón, Alberto Gimeno, ha deseado que esta sentencia estimatoria "vaya acompañada de una ejecución provisional porque los plazos de la justicia, sobre todo en Huesca, son un poco lentos" y si se produce la ejecución provisional "sería una doble victoria, para no esperar sine die una sentencia firme".

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Barbastro ha estimado íntegramente la demanda del Obispado de Barbastro-Monzón, en representación de las 43 parroquias de esta diócesis, contra el Obispado ilerdense y el Consorcio del Museo, a los que reclamaba 111 piezas de arte sacro. Considera que está "cumplidamente acreditada la propiedad de las parroquias" y que los bienes han de ser devueltos de manera inmediata.

Guerrero ha esgrimido que pedir la ejecución "es lo lógico, lo natural y lo que la ley permite", mientras que el abogado del Gobierno de Aragón ha dicho que la Comunidad autónoma "irá de la mano del obispado", si pide esa ejecución.

Asimismo, ha opinado que es un caso similar a las piezas del monasterio de Sijena, donde hubo una ejecución provisional. "No es como las pinturas murales, que son bienes de difícil trasladó", sino que "son bienes fácilmente trasladables", ha recalcado.

DEBER CUMPLIDO

El obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, ha expresado su satisfacción "por el deber cumplido" y por "haber podido defender a los más débiles, los 43 pueblos que tenían el retenido su patrimonio". Ha asegurado que conseguir el regreso de estas piezas es el "primer desafío" que se había fijado por "dignidad".

Por otra parte, ha indicado que ha sido posible por el "trabajo en equipo", tanto del área de patrimonio del obispado, como la jurídica, artística y del museo diocesano, y, también, "de alguna manera, con el Gobierno de Aragón", que ha actuado en esta causa como coadyuvante.

Monseñor Pérez ha abundado al señalar que "unos siembran y otros cosechan", y ha recordado a sus predecesores, así como a los letrados que han intervenido anteriormente, en una "tarea coral".

Igualmente, ha esgrimido que el objetivo ha sido "buscar la verdad" porque "no pretendíamos ningún tipo de beligerancia con nadie", sino "que alguien cualificado pudiera decir si realmente aquello que nosotros sentíamos, respondía a la verdad".

"Nos dieron la razón canónicamente, hoy también civilmente", pero esto "no nos enorgullece para nada" y ha mantenido la "mano tendida", como la hubo al comienzo del litigio hacia una diócesis "hermana", la de Lérida, porque "seguimos apostando por esa colaboración".

Al respecto, se ha referido a la puesta en marcha de un proyecto de ruta del románico, que "sirva para paliar la despoblación de esta España vaciada", que ha denominado Diócesis Itiner-arte, y ha apelado a trabajar "como diócesis hermanas", también con las instituciones públicas para que "podamos juntos hacer que este pueblo nuestro se sienta verdaderamente dignificado".

DÍA PARA REPICAR GORDO

El abogado de la Diócesis de Barbastro-Monzón ha considerado que con esta sentencia "hemos llegado al final de un largo trayecto" y por eso "hoy es un día de repicar gordo en los campanarios de 43 parroquias de esta diócesis".

Ha recordado el proceso canónico previo, la intervención posterior de Hipólito Gómez de las Roces como letrado, así como el apoyo de otros abogados, como Jorge Español, representante del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, quien "ha sido muy importante en el avance de este proceso a nivel técnico", así como el del Gobierno de Aragón, Alberto Gimeno.

Ha añadido que "aquí no se trataba ni mucho menos de una guerra o de un litigio entre obispados y menos entre Comunidades vecinas", sino de una cuestión jurídica, aunque, "lógicamente, tenía muchas complicaciones" y "se han tenido que ir venciendo grandes obstáculos de tipo procesal, que se iban poniendo para que se retrasará o no se llegará a esta sentencia tan importante como la que se ha dictado".

El abogado del Ejecutivo autonómico, Alberto Gimeno, ha comentado que son "bienes de Aragón y de los aragoneses" y ha explicado que el Ejecutivo autonómico, "ante una pretensión justa del legítimo propietario, que es el obispado y sus 43 parroquias, apoyamos y se ha ido para adelante con esta demanda", como lo harían en el mismo sentido con otras diócesis de la Comunidad autónoma.

A su entender, "cuando las demandas son justas y se fundan en razones jurídicas, la sentencia es estimatoria", para recalcar que este caso "podría llegar a ser jurídicamente muy sencillo", pero a la parte contraria le ha interesado mezclar cuestiones "de otra índole".

GASTOS DE CONSERVACIÓN

Joaquín Guerrero ha comentado que el juez desestima la petición de gastos reclamada por el Consorcio del Museo de Lérida al Obispado de Barbastro-Monzón en concepto de mantenimiento, conservación y restauración de las 111 piezas.

Ha apuntado que en la vista oral "quedaron bastantes cosas aclaradas sobre este punto", ha comentado que solo entre 13 y 14 obras de las 111 están expuestas en el Museo de Lérida y el resto se encuentran en los almacenes.

Ha esgrimido, además, que si se tuvieran que asumir los gastos por estas obras, también los beneficios que hayan podido generar. Asimismo, ha traído a colación los argumentos dados en la sentencia: "Cuando se pide algo, se tiene que decir qué es lo que se pide y por qué y dar unos elementos para poderlo valorar", algo que "no se ha dicho".

Joaquín Guerrero ha manifestado que la sentencia está "muy estudiada, muy meditada", es como "para ponerla en un marco de lo bien trabajada que está", al tiempo que ha considerado que este proceso judicial "se podrá analizar incluso en las universidades porque contempla, prácticamente, todas las excepciones que se pueden poner en un proceso para llegar a la sentencia".

DESTINO DE LAS PIEZAS

Desde la Oficina de Información de la Iglesia en Aragón han aclarado que los bienes son propiedad de las 43 parroquias y, una vez se haga efectiva su devolución, se estudiará si recorren de manera itinerante la diócesis o quedan expuestos durante un tiempo en el Museo Diocesano de Barbastro.

"Es algo que se tendrá que hacer de común acuerdo con las parroquias", y dentro de una estrategia más amplia como es el proyecto Diócesis Itiner-arte, "que implica una ruta del románico que puede suponer colaboración no solo con Aragón, sino también, con otras Comunidades vecinas", han apostillado las citadas fuentes.