Actualizado 23/03/2007 20:44 CET

La Diputación de Teruel colabora en el desarrollo de programas de prevención y atención de toxicomanías

TERUEL, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Teruel, Ángel Gracia, y la directora del Centro de Solidaridad Diocesano de Teruel y Albarracín, María Victoria Cañada, han suscrito hoy un convenio de colaboración para el desarrollo de diversos programas para la prevención de toxicomanías y atención a toxicómanos.

Desde la Diputación de Teruel se considera necesario y positivo "aunar esfuerzos y recursos entre las distintas instituciones y entidades que trabajan en la atención del bienestar social". Este convenio se viene suscribiendo anualmente desde 2001, según indican desde la institución provincial.

La Diputación de Teruel, dentro de su política de potenciar actuaciones en esta materia, ha acordado colaborar con el citado Centro con la cantidad de 9.000 euros en el año 2007 como contribución a la puesta en práctica de un diverso abanico de programas sociales en Teruel.

Entre esos programas se encuentra la prevención de drogodependencias en el medio escolar y comunitario; apoyo y orientación a adolescentes en situación de riesgo y a sus familias; atención ambulatoria a personas dependientes y a sus familias; formación de la familia mediante el "Proyecto de orientación y apoyo a la familia" y fomento del voluntariado.

También el convenio contempla el apoyo al programa educativo-terapéutico "Proyecto Hombre", para la rehabilitación y reinserción de toxicómanos.

La finalidad de los programas de prevención desarrollados por el Centro de Solidaridad Diocesano de Teruel y Albarracín es ofertar un plan de acción sobre todo en el ámbito escolar, que es donde se aglutina la mayor parte de la población en situación de riesgo. Unos programas que inciden en los alumnos pero no trabajando directamente con ellos, sino con los padres, tutores, profesores y orientadores de los centros.

Respecto al Programa terapéutico-educativo Proyecto Hombre, va destinado a la rehabilitación y reinserción de toxicómanos. Está dirigido a todas aquellas personas que decidan realizar este proceso. La fase de acogida se realiza en Teruel y la fase de comunidad terapéutica en Zaragoza. La última etapa de reinserción se lleva a cabo nuevamente en Teruel, ofertando formación laboral a los toxicómanos rehabilitados a través de los talleres con que cuenta Cáritas en San Nicolás.