La DPH aborda la modificación de la plantilla para que el servicio de incendios tenga 114 trabajadores

Publicado 30/10/2018 18:03:25CET

HUESCA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) destinará en 2019 un total de 8 millones de euros al Servicio de Extinción de Incendios y Salvamentos (SPEIS), que estará conformado por un total de 114 personas entre bomberos (60), oficiales (48) y jefes de intervención (6).

Este martes los portavoces de los grupos políticos que conforman la corporación provincial se han reunido para abordar este tema, asunto que precisamente está incluido en el orden del día de la Comisión de Interior, Recursos Humanos y Derechos Sociales que se reunirá este miércoles y que prevé aprobar la modificación de la plantilla y relación de puestos de trabajo consecuencia de la creación de dicho servicio, así como será necesario también la modificación de crédito para la dotación presupuestaria.

Es el paso previo a que este asunto pase al pleno que previsiblemente se celebrará durante la primera quincena de noviembre. Así se lo han tratado la vicepresidenta de la Diputación de Huesca, Elisa Sancho, y los portavoces del PSOE, José Luis Gállego, del PP, José Antonio Lagüens, del Partido Aragonés (PAR), Joaquín Serrano y de Cambiar Huesca, Pilar Novales

Han comentado que los puestos de nueva creación irán en función de los puestos transferidos desde las comarcas y ayuntamientos que ahora tienen la competencia y que para ello se convocará una oferta pública correspondiente.

El coste para la puesta en marcha del servicio es de 8 millones de euros al año, de los cuales 5,5 millones se destinarán a gastos de personal; 1,5 millones de euros para inversiones y 1 millón de euros para otros gastos como el mantenimiento.

PARTIDA EN LOS PRESUPUESTOS

Elisa Sancho ha argumentado que "en los presupuestos que se están elaborando para 2019 estamos ya previendo estas cantidades". Para financiar este coste, 5 millones proceden de recursos de la propia Diputación de Huesca, 1,5 millones del convenio con el Gobierno de Aragón, un millón de los seguros y el resto, unos 500.000 euros, corresponde a ingresos por tasas.

La relación de puestos de trabajo incluye la descripción de cada categoría en cuanto a grupo, niveles, jornada laboral y la percepción salarial: un bombero del grupo C1, nivel 16, de los cuales habrá 60 plazas, cobrará unos 30.000 euros; el oficial, de nivel 18 y para el que se prevén 48 plazas, algo más de 32.000 euros al año y los jefes de intervención, más de 34.000 euros al año cada uno de los 6 previstos en número de plazas con nivel 20.

Elisa Sancho ha explicado que en su día el Ministerio de Hacienda dio luz verde para que se pudiera aumentar el número de personal, así como que hace pocos días el Ministerio de Política Territorial y Función Pública Administraciones Pública también autorizó la ampliación de la plantilla así como que ésta, al ser un servicio de nueva creación, no afectara a la masa salarial.