La Diputación de Teruel continúa con la limpieza de las carreteras afectadas por la lluvia y la nieve

Actualizado 25/03/2015 16:08:22 CET

TERUEL, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Diputación Provincial de Teruel (DPT) ha multiplicado este miércoles el número de efectivos técnicos y humanos de los parques de maquinaria de Teruel y Alcañiz dedicados a la limpieza de las carreteras afectadas por los desprendimientos causados por las intensas lluvias y por la nieve. Además, la institución provincial ha activado el operativo de vialidad invernal debido a la nieve caída en las últimas horas.

   El vicepresidente segundo de la DPT, Ramón Millán, ha subrayado que "la situación se ha complicado en las últimas horas y, para avanzar en los trabajos de limpieza, hemos externalizado algunas de estas tareas".

   El objetivo es, ha señalado Millán, "garantizar la seguridad, que ningún municipio quede incomunicado y que aquellas vías que han sufrido las consecuencias de los desprendimientos recuperen la normalidad lo antes posible".

   El dispositivo de vialidad invernal está trabajando, desde primera hora de este miércoles, en la limpieza de carreteras en la Sierra de Albarracín, en Gúdar-Javalambre, Maestrazgo y en el Jiloca. Estas han sido las zonas de la provincia en las que la nieve ha dificultado el tráfico y en las que se ha intervenido para garantizar todos los accesos, según las mismas fuentes.

ESTADO DE LAS CARRETERAS

   Por otra parte, el Servicio Provincial de Infraestructuras de la Diputación de Teruel ha informado del estado de la Red Provincial de Carreteras en las cuatro comarcas afectadas.

   En la Comarca del Matarraña, se mantienen los trabajos de limpieza de una roca de grandes dimensiones en un tramo de la N-232 a Ráfales, donde se espera dar paso al tráfico a lo largo del día.

   Además, se encuentra cortado un carril de la TE-V-3305 entre Ráfales y La Portellada y sigue interrumpido el tráfico en la carretera no catalogada entre Lledó y Arens de Lledó, debido a la acumulación de barro en la calzada. También está cortado un carril en los accesos a Lledó desde Cretas en la TE-V-3303.

   En la Comarca del Bajo Aragón se ha reabierto al tráfico la TE-V-8215 de la N-211 Berge y Molinos, mientras que en la Comarca del Maestrazgo sigue cortada la TE-V-8301 entre Jaganta y Aguaviva. También hay que circular con precaución en la TE-41 de Castellote a Seno, Molinos y Venta de la Pintada y en los accesos de Castellote a los barrios pedáneos.

   En la Comarca Gúdar-Javalambre ha sido abierta al tráfico la carretera TE-21 entre Olba y Fuentes de Rubielos. Por su parte, permanece cortada por desprendimientos constantes la carretera no catalogada entre Linares de Mora y Valdelinares.