La DPT tapiará la Baronía de Escriche

Carmen Pobo inaugura una muestra de pinturas de la Baronía de Escriche
Carmen Pobo inaugura una muestra de pinturas de la Baronía de Escriche - DPT
Publicado: jueves, 11 octubre 2012 18:21

TERUEL, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Diputación Provincial de Teruel (DPT) "tapiará" las puertas y ventanas de la Baronía de Escriche para evitar que la rehabilitación que se ha llevado a cabo hasta ahora en este espacio se vea afectada, después de invertir siete millones de euros en ella.

   La presidenta de la DPT, Carmen Pobo, ha explicado todavía habría que invertir "casi siete millones de euros más", de los que no dispone la institución. Mientras, mantendrán conversaciones con cadenas hoteleras para intentar que abran el hotel de lujo que se proyectó para este edificio.

   En declaraciones a los medios de comunicación, Pobo ha anunciado que "vamos a tapiar las ventanas y las puertas" de la Baronía de Escriche, la casa de familias como los Marcilla o los Sánchez Muñoz, para "evitar que se deteriore lo que se ha ejecutado hasta ahora".

   Según ha dicho "nos gustaría poder invertir ahí", pero "con la que está cayendo hay que priorizar" y la DPT poner en primer lugar "los temas sociales y nuestros municipios, que lo están pasando muy mal", así que "tenemos que poner toda la atención en ellos".

   De esta forma, ha asegurado que "lo hacemos con la perspectiva de que, en cuanto se vea la mínima luz, seguir trabajando ahí" y ha indicado que "mantendremos conversaciones con empresarios y con alguna cadena hotelera" porque "aunque no es el mejor momento, hay alguno que tiene interés" ya que la restauración de este espacio se hizo pensando en habilitarlo como un hotel de lujo.

   Pobo hacía estas declaraciones en la presentación de una muestra que desde hoy y hasta el 18 de noviembre acoge el Museo Provincial de Teruel sobre la restauración de las pinturas murales que aparecieron la denominada Casa Grande de la Baronía de Escriche.

19 PINTURAS

   La muestra reúne 19 de las 41 pinturas que se pudieron recuperar en este espacio, restauradas someramente, puesto que algunas de ellas necesitan más intervenciones.

   El director del Museo de Teruel, Jaime Vicente Redón, ha explicado que estas obras de finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII, "son importantes", no sólo por el aspecto pictórico, sino también porque "nos muestran los gustos, las costumbres de las gentes de esta sociedad".

   También porque "nos hablan de una parte de la sociedad turolense, que tiene un palacio rural y que lo decora de acuerdo con sus criterios estéticos y para resaltar su papel en la sociedad turolense", ha relatado Vicente, al tiempo que ha precisado que las pinturas "sirven para demostrar la importancia de estas familias en Teruel".

   El director del Museo de Teruel ha comentado que las obras no están firmadas, así que se desconoce quién pudo ser su autor, y sobre su calidad ha dicho que "hay algunas mejores y otras más flojas, como en cualquier colección".

   Las pinturas murales "representan lienzos colgados" y en muchos casos estaban muy degradadas, de hecho algunas de las pinturas se han ido perdiendo con el tiempo". Ahora que se han restaurado, el director del Museo ha planteado que, "en el futuro, se volverán a contextualizar, aunque el edificio ya no es el mismo, en la Baronía de Escriche".

HISTORIA Y CULTURA

   El vicepresidente primero de la DPT, Francisco Abril, ha recordado que "la pasada legislatura se hizo la restauración de la Casa Grande, pero nos quedaba la parte histórica y cultural".

   Por eso, "poner en valor estas pinturas y los documentos que se han ido recuperando", permite conocer "muchas de las cuestiones que rodearon a este espacio", así como "ensalzar a las familias Marcilla y Sánchez Muñoz".

   Además, ha señalado que "hay que dar uso al Torreón" y a la Iglesia de los Reyes Magos "en la que se está trabajando para recuperar ese pasado, al igual que la Iglesia de San Bartolomé".

   Finalmente, Carmen Pobo ha manifestado que con la exposición "queremos mostrar el legado de esta casa que la DPT adquirió en 2001 para darle un uso turístico". En el caso de las pinturas, ha indicado que "presentaban un gran deterioro, y se ha hecho una labor enorme" en su recuperación.