La DPZ descubre los "tesoros" de Borja, Tarazona, Veruela y el Moncayo en una nueva guía turística


Zaragoza.- La DPZ descubre los "tesoros" de Borja, Tarazona, Veruela y el Moncayo en una nueva guía turística
EUROPA PRESS
Publicado 06/05/2019 12:56:38CET

ZARAGOZA, 6 May. (EUROPA PRESS) -

La Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha editado la última de las once guías turísticas que ha promovido en esta legislatura para dar a conocer los "tesoros" que esconden todas las localidades zaragozanas. En esta ocasión, la publicación está dedicada a la ruta 1, protagonizada por 'Borja, Tarazona, Veruela y el Moncayo'.

El diputado delegado de Turismo de la DPZ, Bizén Fuster, y los autores de la guía, Santiago Cabello y Marisancho Menjón, han presentado en rueda de prensa este lunes esta guía turística que recorre la última de las once rutas diseñadas por la institución y que se han promocionado en estos cuatro años junto a un mapa que recoge todos los recorridos y del que se han distribuido más de 90.000 ejemplares.

La ruta 1 ha sido la última en publicarse porque se trata de un recorrido "más consolidado y reconocido", al contener enclaves tan conocidos como las ciudades de Tarazona y Borja, el Monasterio de Veruela y el entorno natural del Moncayo, ha observado Fuster, para expresar su satisfacción por haber completado este proyecto.

Se han editado 7.000 ejemplares de esta guía que se distribuirán en los ayuntamientos y oficinas de turismo, así como los viajeros pueden descargarse la publicación en formato pdf desde la página web de Turismo de la DPZ, donde también encontrarán fotografías panorámicas en 360 grados con los "seis o siete enclaves más significativos" de cada uno de los once itinerarios.

La autora de la publicación, Marisancho Menjón, ha expresado su agradecimiento a la Diputación de Zaragoza "por haber tenido la oportunidad de hacer este trabajo" del que "hemos disfrutado mucho pateándonos todos los pueblos de la provincia en busca de cosas que en buena parte conocíamos, pero siempre surgen sorpresas y nuevo patrimonio salta a la vista".

Este formato de bolsillo ha obligado a los autores a realizar un esfuerzo para resumir los contenidos y despertar el interés del lector. "Tenemos que llevarle de la mano y orientarle la mirada hacia los lugares de interés" y, en algunos casos, la información de la guía se completa indicando otros recursos donde podrán obtener más datos, con recursos como códigos QR.

En cada publicación se ha repasado no solo el patrimonio y los enclaves naturales, sino también la gastronomía, las especialidades y productos típicos, los personajes ilustres de cada zona, el patrimonio hidráulico y el industrial. "Tenemos un riquísimo patrimonio, hay muchos tesoros en los pequeños pueblos", ha afirmado Menjón.

UN LUGAR ESPECIAL

En este recorrido, el turista se encontrará con Veruela, "uno de los grandes monasterios cistercienses de Aragón", un lugar especial, "con olor a vino", donde se siente la presencia del poeta Gustavo Adolfo Bécquer y de su hermano Valeriano, quienes residieron en sus dependencias durante casi un año en 1863-1864, y del entorno del Moncayo.

El monasterio cuenta ahora con los museos del vino y el aceite y "su huella se extiende por muchos pueblos de la zona", dado que con la desamortización muchas de sus obras artísticas se repartieron por los municipios cercanos. Además, pronto inaugurará en sus instalaciones un parador nacional.

En el caso de la ciudad de Borja, Menjón ha estimado que "está a la altura de Tarazona", aunque como están tan cerca "parece que queda a su sombra y no debería". "Borja tiene numerosos atractivos, como su Colegiata de Santa María, el Castillo, sus enclaves monásticos o museos, entre ellos el arqueológico "que es fantástico".

Aunque desde 2012 es mundialmente famosa por la fallida restauración del Eccehomo del Santuario de la Misericordia, que realizó una vecina de la localidad, Cecilia Giménez, la localidad atesora un gran patrimonio que el Centro de Estudios Borjanos se ha encargado de cuidar, ha señalado Menjón.

ENAMORARSE DE TARAZONA

Por su parte, la ciudad de Tarazona "es la más conocida". "Es imposible no enamorarse de su catedral cada vez que se entra y se admiran las pinturas del ábside", ha resaltado, al observar que el templo "ha estado tanto tiempo cerrado" --casi 30 años por trabajos de restauración-- que entrar y contemplar sus tesoros "aún es algo extraordinario".

No obstante, el municipio sorprenderá al visitante por otros espacios como el Palacio Episcopal, el barrio del Cinto, la Plaza de Toros Vieja o el edificio del Ayuntamiento, que es "uno de los más singulares de España".

Aunque estos enclaves acaparan más espacio en la guía, Menjón también ha destacado otros puntos de interés como Ambel o Ainzón, para insistir en que "todos los pueblos de nuestra provincia tienen atractivos suficientes para merecer una visita".

Santiago Cabello ha coincidido en que esta publicación es "un prototipo de las anteriores guías, muy de bolsillo" y práctica. Intentan descubrir no solo el patrimonio ya conocido, sino ir más allá como en Borja, donde por el fenómeno del Eccehomo muchas personas acuden al santuario a hacerse un "selfie" con la obra, pero no reparan en el "magnífico entorno".

"Queremos que la gente vea un poco más allá del típico monumento", como puede ocurrir también con el claustro de Veruela, porque otros recursos pasan desapercibidos pero sorprenderán al turista, como el convento de San Francisco y su claustro en Tarazona, la mezquita del barrio de Tórtoles en esta localidad o todo el entorno del Moncayo que "no es uno único", sino que se puede visitar y conocer en distintas épocas del año.

Contador