Publicado 08/03/2021 14:56CET

La DPZ inicia las obras de construcción de la planta de transferencia de Calatayud del servicio Ecoprovincia

Inicio de las obras de la planta de Calatayud
Inicio de las obras de la planta de Calatayud - DIPUTACIÓN DE ZARAGOZA

ZARAGOZA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Zaragoza (DPZ) ya ha comenzado las obras de la cuarta de las seis plantas de transferencia del servicio Ecoprovincia. Se trata de la instalación de Calatayud, que se está construyendo en las inmediaciones del vertedero de la ciudad y que se espera que reciba unas 21.300 toneladas anuales de residuos procedentes de las comarcas de Calatayud y Daroca para compactarlas antes de su transporte hasta Zaragoza. Estos trabajos se han adjudicado por 905.700 euros y está previsto que se terminen en verano.

"Ecoprovincia es un servicio público de transferencia, transporte y tratamiento de residuos creado por la Diputación de Zaragoza para hacer posible que todos los municipios de la provincia lleven sus basuras al vertedero de Zaragoza capital y cumplan así la obligación local de reciclar al menos el 50 por ciento de sus residuos domésticos y comerciales", ha recordado el presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero.

"Se trata de una iniciativa totalmente pionera y muy ambiciosa en la que empezamos a trabajar hace ya cuatro años y que por fin se está materializando después de una larga y compleja tramitación que se ha complicado todavía más debido a los efectos del Covid", ha dicho.

El presidente de la institución provincial de la DPZ, ha subrayado que durante estos días ya se han empezado a ejecutar los movimientos de tierra en la parcela de Calatayud y además desde hace meses también estamos trabajando en la construcción de las plantas de La Almunia, Ejea y Quinto".

Las obras en la planta de transferencia de Calatayud se licitaron por 1.084.982 euros y se han adjudicado a la empresa Compañía de Obras Públicas, Hormigones y Asfaltos, S.L.U., por 905.743 euros. Los trabajos tienen un plazo de ejecución de cuatro meses.

CÓMO FUNCIONARÁ

La recogida se seguirá haciendo como hasta ahora según el modelo de gestión implantado en cada zona de la provincia. Los residuos se llevarán a una planta de transferencia que será construida y gestionada por la Diputación de Zaragoza. Allí se compactarán para que ocupen el menor volumen posible. En total se van a construir seis plantas de transferencia en La Almunia de Doña Godina, Ejea de los Caballeros, Quinto, Alagón, Calatayud y Borja.

Una vez compactados, los residuos serán trasladados desde las plantas de transferencia hasta el CTRUZ de Zaragoza. De ese transporte también se encargará la Diputación de Zaragoza.

El tratamiento y el reciclado a los que obliga la legislación se llevarán a cabo en el CTRUZ de Zaragoza.

La construcción de las seis plantas de transferencia se ha presupuestado en 5,7 millones de euros y será asumida por la DPZ.
Los costes de transporte y mantenimiento del servicio se han estimado en 1,6 millones de euros anuales y también serán asumidos por la institución provincial.

La tasa que tendrán que pagar los municipios por usar el CTRUZ (el único coste que asumirán) la establece cada año el Ayuntamiento de Zaragoza. No obstante, a ese precio habrá que restarle lo que dejará de pagar cada localidad por llevar sus basuras al vertedero en el que las deposita actualmente.