La DPZ lanza sus ayudas para las mujeres emprendedoras de la provincia dotadas con 150.000 euros

Publicado 05/04/2019 14:13:43CET
Economía.- Las empresas con más mujeres en puestos de alta dirección logran un 5
EUROPA PRESS - Archivo

ZARAGOZA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha convocado una nueva edición de sus ayudas para las mujeres emprendedoras del medio rural, que este año vuelven a estar dotadas con 150.000 euros.

El plan de autoempleo femenino de la DPZ apoya a las trabajadoras que se dan da alta como autónomas y desarrollan su actividad en alguno de los municipios de la provincia, subvencionando con hasta 6.000 euros los gastos que les conlleva la puesta en marcha de su nueva empresa.

Las bases de esta convocatoria ya se han publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de Zaragoza y las interesadas en solicitar una subvención deben hacerlo hasta el próximo 1 de julio. Pueden beneficiarse de este plan todas las mujeres que hayan estado o estén desempleadas y que se hayan establecido o se vayan a establecer como autónomas desde el 1 de agosto de 2018 hasta el 30 de junio de 2019.

Asimismo, deben estar empadronadas en alguno de los municipios de la provincia, a excepción de la capital; y que se hayan dado o se vayan a dar de alta en el censo del impuesto de actividades económicas. El plazo computable para la subvención se iniciará el 1 de agosto de 2018 y la fecha límite para la ejecución del proyecto será el 30 de junio de 2019.

El plan de autoempleo femenino subvenciona los gastos que corresponden a la puesta en marcha del nuevo negocio, siempre que no superen el 80 por ciento del presupuesto total del proyecto, y con un límite de 6.000 euros por solicitante.

A cambio, las trabajadoras que reciban las ayudas están obligadas a mantener la actividad subvencionada durante al menos un año, así como someterse a actuaciones de comprobación y control por parte de los Servicios Técnicos Provinciales.

CRITERIOS

A la hora de establecer la cuantía de la ayuda concedida, los técnicos del servicio de Bienestar Social y Desarrollo tendrán en cuenta criterios como la población del municipio en el que se vaya a desarrollar la actividad (las localidades más pequeñas reciben más puntuación); el hecho de que la solicitante tenga a su cargo hijos de menos de 12 años o personas mayores o discapacitadas; o la posibilidad de que la emprendedora sea víctima de violencia de género o sufra una discapacidad.

En la concesión de las subvenciones también se pondera la edad de la solicitante (se favorece a las menores de 30 años y a las mayores de 45); el tipo de actividad del nuevo negocio (se priman los nuevos yacimientos de empleo, como los servicios a dependientes, y las relacionadas con las nuevas tecnologías, la sociedad de la información o los servicios culturales y de ocio); la vinculación de la actividad con el nivel de estudios de la emprendedora (se dan más puntos cuanto más elevada es su titulación); y la valoración y el contenido del proyecto.

El año pasado, la Diputación de Zaragoza concedió ayudas a 25 emprendedoras de la provincia dentro de su plan de autoempleo femenino. Entre los negocios beneficiarios de estas subvenciones hubo una empresa de formación y asesoramiento sobre redes sociales, otra de gestión y administración de fincas, una gestoría, un gabinete de fisioterapia, otro de psicología, dos explotaciones avícolas, una granja de cría intensiva de ovejas, una casa rural, un albergue, bares y tiendas de moda y de complementos.