Experto aboga por las renovables y el sector cerámico como "oportunidad" ante el cierre de la Térmica de Andorra


Publicado 31/01/2019 12:15:34CET

ZARAGOZA, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

El decano del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Minas de Aragón, Emilio Querol, ha abogado este jueves por potenciar las energías renovables y apostar por el sector cerámico como "oportunidad" para el desarrollo de las cuencas mineras tras el anuncio de Endesa de que iniciará el desmantelamiento de la Central Térmica de Andorra (Teruel) en junio de 2020.

Querol ha comparecido en las Cortes de Aragón en una nueva sesión de la Comisión especial de estudio para analizar la transición energética en Aragón y la continuidad de la Central Térmica de Andorra, en la que ha lamentado de que para garantizar la continuidad de la térmica "llegamos tarde" y "todos somos culpables".

"Que nadie busque responsables, todos somos culpables, unos porque están al frente de los organismos que deberían de luchar por una política justa y transparente y otros por nuestro silencio. Podemos llorar, culparnos y consolarnos, pero a nadie le importan nuestras lágrimas", ha aseverado tajante, para instar a luchar para encontrar alternativas para esta zona.

Ha advertido de que la descarbonización no equivale a descontaminación y que el cierre de la térmica se asocia con una transición energética justa, pero no existe tal transición "y por supuesto no es justa". "Cerrando las centrales de carbón nacional y manteniendo las de importación seguiremos contaminando", ha sostenido.

Además, no existe una transición porque al cierre de la central no le acompaña la llegada de industrias alternativas a la zona que asuman esa masa laboral, por lo que el desmantelamiento de la térmica supondrá "una emigración inminente de la masa laboral a otras zonas. Se nos va el futuro, una vez más", ha lamentado.

A todo ello ha agregado que ese hueco energético "no será cubierto por renovables, sino por ciclos combinados que contaminan, que tendremos que comprar fuera y dependeremos de países inestables políticamente". "Todos estamos de acuerdo en que el carbón dejará paso a otras fuentes de energía, pero aún no estamos preparados", ha sentenciado.

No obstante, Querol ha defendido que esta zona tiene futuro más allá del carbón, pero el Gobierno de Aragón "debe conocer las posibilidades desde dentro" y los recursos que pueden impulsarse. Entre ellos, ha mencionado el sector cerámico, la arcilla de Teruel que es "extraordinaria".

UNA OPORTUNIDAD

El sector cerámico de suelos, pavimentos y revestimentos se basa en la pasta roja y la pasta blanca, ha detallado. En la primera, "podemos ser competitivos por calidad, pero no por distancia", sin embargo, con la pasta blanca se puede avanzar por la cercanía a las industrias de Castellón, un sector que "es una oportunidad para Teruel", ha valorado.

Dado que todos los aragoneses sufrirán el cierre de la térmica, ha emplazado a reindustrializar esta zona norte de la provincia de Teruel, impulsando un área industrial que se encuentre a "no más de 45 minutos de Zaragoza" ni de las poblaciones mineras, para crear puestos de trabajo que permitan mantener la población en estos municipios.

Querol ha propuesto dedicar esta área industrial a las energías renovables, intentando "copiar lo que se hizo con Figueruelas y General Motors" en esta zona del sur de la provincia de Zaragoza y el norte de Teruel. Estas acciones se deben acompañar con la llegada de ayudas a los municipios afectados por el cierre, ha dicho, para indicar que "la salvación --de esta zona-- está en manos de todos".

Por último, el decano ha llamado a agilizar la tramitación administrativa para favorecer la llegada de empresas y la generación de actividad en el territorio. "No compliquemos lo sencillo, no nos disparemos a nosotros mismos y agilicemos los plazos", ha aconsejado.

TRANSICIÓN "INTELIGENTE Y ORDENADA"

Por su parte, el presidente del Clúster de la Automoción de Aragón (CAAR), Benito Tesier, ha asegurado que la disponibilidad de energía a precios competitivos "lastra" la competitividad de las empresas del sector. "El automóvil es intensivo en capital y energía, necesita un suministro seguro, estable y competitivo, no hay que olvidarlo a la hora de diseñar el mix energético de nuestro país".

Ha abogado por una descarbonización y electrificación "progresiva, pero con una transición inteligente y ordenada", que se preocupe tanto por el medio ambiente como por las 25.000 familias que viven del sector en la Comunidad.

Tesier ha propuesto impulsar localizaciones como el Technopark de MotorLand en Alcañiz como "escenario idóneo para nuevos proyectos industriales que puedan ser generadores de empleo". También ha apostado por la formación de los trabajadores para propiciar su adaptación a las nuevas necesidades de las compañías.

FORMACIÓN

El presidente del Clúster de la Energía de Aragón (CLENAR), Pedro Machín, ha observado que "hasta que no se consiga una madurez tecnológica las fuentes tradicionales de energía serán necesarias para mantener los precios de suministro".

En su opinión, "es fundamental invertir en infraestructuras, almacenamiento energético, nuevas tecnologías y formación" para garantizar el futuro de las zonas mineras. Ha resaltado el potencial de las renovables y el gas en esta área y ha reclamado la puesta en marcha de un centro de conocimiento e innovación de la energía, vinculado a las tecnologías y la movilidad eléctrica, así como incidir en la formación de los más jóvenes.

"La transición energética y la atracción de fondos europeos son una gran oportunidad para que Teruel sea un gran centro de energías limpias", ha afirmado, solicitando que se cree un grupo de trabajo para la reconversión de las cuencas mineras de Teruel.

Por último, el director de la Fundación Hidrógeno Aragón, Fernando Palacín, ha mencionado las posibilidades del hidrógeno como fuente de energía con "oportunidades importantes" en sectores como el gasista o la movilidad sostenible, dado que ofrece "una solución descarbonizada y hace que el ritmo de la transición energética sea el adecuado y que las empresas tengan más tiempo para diversificarse y reconvertirse".

Por ello, ha emplazado a "crear una economía del hidrógeno" y un "valle de hidrógeno" en las zonas mineras turolenses, así como a valorar otras soluciones a medio plazo que pasen por investigar la producción de combustibles sintéticos y el desarrollo de las renovables.

Ha coincidido en la necesidad de favorecer el conocimiento y la formación, para concluir que "las tecnologías del hidrógeno pueden crear valor en el territorio".

Contador