8 de abril de 2020
 
Actualizado 27/09/2008 12:49:30 +00:00 CET

Expo 2008.- El Ayuntamiento gestionará el movimiento del Voluntariado siguiendo el modelo organizativo de la Muestra

Un total de 12.618 voluntarios participaron activamente en el desarrollo de la Muestra, con sólo un 5 por ciento de absentismo

ZARAGOZA, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Zaragoza gestionará el movimiento del Voluntariado surgido con motivo de la Exposición Internacional 2008 simulando el modelo organizativo que se ha seguido durante la Muestra. Así, la responsable del Voluntariado de Expo, Marta Colomer, y su equipo pasarán a encargarse de esta red ciudadana desde el Consistorio.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ya anunció su deseó de 'fichar' a este equipo para poder mantener el voluntariado activo. "El alcalde ya lo ha dicho en voz alta y para mi es un orgullo", aseguró Marta Colomer. De esta forma, "ella y su equipo continuarán. Eso ya está arreglado", afirmó con rotundidad el director de Operaciones y Contenidos de Expo 2008, Jerónimo Blasco.

En una entrevista concedida a Europa Press, ambos mostraron su convencimiento de que mantener el voluntariado será de gran utilidad para la ciudad, porque, además, "sería una pena que se pierda esa red de ciudadanos".

De este modo, una vez que los voluntarios dejen de depender de la sociedad estatal Expoagua, el Ayuntamiento organizará este movimiento ciudadano y "si hay otros eventos, como la Expo del 2014, las Fiestas del Pilar o maratones en la capital", los voluntarios continuarán ejerciendo su labor, "como pasó en las Olimpiadas de Barcelona".

"La ciudad tiene un potencial muy importante, y Aragón también, porque somos una Comunidad un poco mayor de edad y a esa gente hay que aprovecharla; tienen que salir y sentirse útiles" como ha sucedido en la Expo. Por tanto, "esto va a funcionar bien, porque además hay un montón de cosas que se pueden hacer", agregó Blasco.

Así, "el futuro del voluntariado está en desarrollo y será el Ayuntamiento quien decida" qué pasará a partir de ahora, un futuro que Blasco no quiso concretar porque "de momento estamos en la Sociedad Expoagua". Lo que sí avanzó es que la organización "será parecida", aunque el movimiento "tendrá menos intensidad que ahora".

Marta Colomer recordó que el voluntariado ya ha participado anteriormente con el Ayuntamiento de Zaragoza, con las áreas de Cultura o Turismo, en eventos como el pregón de las Fiestas del Pilar, o con Interpeñas.

Este año, aún como parte de Expoagua y como último acto dentro de esta sociedad, "la colaboración para las fiestas del Pilar en principio se mantendrá". También participarán voluntarios de la Muestra, un total de 1.200, en el maratón que se celebrará mañana domingo en la capital. Después, "habrá un tiempo de reflexión, para estudiar el tema" y ver cómo puede funcionar el voluntariado a manos del Ayuntamiento.

12.618 VOLUNTARIOS ACTIVOS.

La Muestra ha contado con miles de voluntarios para atender las necesidades de los visitantes. La organización, para cubrir correctamente las peticiones, dio formación a 23.222 personas, de los que se comprometieron a ser voluntarios 13.266 y, finalmente participaron como tal en la Expo un total de 12.618 personas.

Respecto al perfil del voluntario, aunque "se piensa que ha sido un voluntariado mayor, no es así", concretó Colomer. Un 18% de los voluntarios tienen de 16 a 19 años; un 31,8%, de veinte a cuarenta; un 31,72%, de 41 a 60 años; un 18,3%, de 61 a 80; y, sólo un 0,22% tenía más de 81 años, entre ellos el voluntario de 104 años que este Pilar ejercerá de pregonero de las Fiestas. Un 61% de los voluntarios son mujeres, frente al 39% de hombres.

La procedencia de los participantes ha sido variada, aunque una mayoría han sido de Zaragoza capital, con un 72,8%. Un 1,8% han llegado de otros lugares de Aragón; un 18% de otras partes de España, especialmente de Cataluña, Madrid y Sevilla, "aunque también ha venido mucha gente de Ciudad Real, Valencia, Alicante, Melilla". De fuera del país eran el 7,4% de los voluntarios, llegados de China, Japón, Argentina, Colombia y Francia, entre otros países.

Jerónimo Blasco recordó que Expo Zaragoza tenía un convenio con las ciudades de Yeosu y Shanghai, que acogerán las siguientes expos, por el que "teníamos dos grupos de personas, chinos (unos 130) y coreanos (cerca de treinta), que han venido a aprender aquí e incluso nos han pedido ir rotando por los distintos puestos para aprender de todo".

Sobre el absentismo, Colomer señaló que "el mejor resultado que había habido en la historia de las expos era de un 10% de absentismo, cuando lo normal está entre el 10 y el 20 %, y nosotros no hemos llegado ni al 5%". De hecho, "la gente venía aunque no le tocara, querían quedarse otra semana en el puesto y mucha gente ha venido llorando porque no quería irse. Una semana a la gente le supo a poco", apuntó.

Cada día han participado unos 700 voluntarios de media en el recinto y unos 940 de media en total, contando aquellos que permanecían en otros puntos de la ciudad. La organización, en el caso de aquellos procedentes de otros lugares, ha dispensado "11.451 camas", entre locales de asociaciones, pabellones deportivos municipales y casas particulares. Este número de camas "son casi diez hoteles", advirtió Blasco.

FORMACIÓN, LA CLAVE.

El resultado y el éxito cosechado por la organización de este gran movimiento ciudadano "se debe a tres decisiones estratégicas de la sociedad Expoagua", explicó Colomer. La responsable de los voluntarios señaló que la primera decisión clave fue "que el voluntariado ha sido propio de la sociedad. Creo que hemos sido los primeros en grandes eventos que hemos tenido voluntariado propio y fue una decisión importante porque teníamos que cumplir la ley" a la hora de organizar el movimiento.

"La segunda decisión importante era vincular el voluntariado a la participación" y, para ello, no se pusieron límites de ningún tipo, "no hemos exigido nada", de modo que todo el que quería, podía participar en es movimiento.

En tercer lugar, y como "eje vertebral del plan del voluntariado", se formó a estas personas a tres niveles. Se dió una primera formación "obligatoria", con el manual del voluntariado, porque "todos debían saber qué había en la Expo, de agua y desarrollo sostenible, de la ciudad y saber a qué se comprometían".

"Una vez que ya eran voluntarios la segunda formación era especializada, en atención al público, con cursillos de protocolo, de atención a la discapacidad, de emergencias, de autoprotección, de turismo, en idiomas". En tercer lugar, "se daba formación específica del puesto a ocupar".

Otra de las claves de los inicios del voluntariado, y de la propia candidatura, en opinión de Blasco, era "que la ciudad viviera la Expo como propia" desde el principio, "que la ciudad se lo creyera" y para conseguirlo fue importante que tantos ciudadanos se comprometieran con la Muestra. "El voluntariado, que es un activista de la ciudad y de la Expo, nace de la ciudad y marcará su futuro, por eso se tenía que reflejar" en los inicios, agregó.

PREMIOS Y ELOGIOS.

El Bureau International des Expositions (BIE) premió con una de sus medallas al Voluntariado de la Expo, que se ha caracterizado por su "simpatía, esfuerzo, compromiso y paciencia", demostrando así que han sido un movimiento "no sólo positivo, sino también muy rentable", en contra de lo que en un principio pudieron pensar "altas esferas, que estaban en contra del voluntariado", afirmó Blasco.

Tres meses de trabajo, y años de preparación, dan como resultado "una experiencia muy bonita" de la que Marta Colomer se siente "orgullosa a tope. Ha sido estupendo, no se puede pedir más".

Terminada la Muestra, recuerdos y anécdotas permanecerán para siempre en la memoria de los voluntarios y de la ciudad que ahora vivirá "un punto de inflexión: a Zaragoza se la quiere, es bonita y hay que creérselo, tenemos que luchar por nuestra ciudad y los voluntarios lo han hecho".