La exposición de obras del Premio Ibercaja Pintura Joven 2019 muestra un arte reflexivo, con nuevos códigos y lenguajes

Publicado 28/11/2019 13:57:57CET
Presentación de la exposición de obras del Premio Ibercaja Pintura Joven 2019.
Presentación de la exposición de obras del Premio Ibercaja Pintura Joven 2019. - EUROPA PRESS

Se exhiben 28 piezas y también se ha organizado una mesa redonda con autores y un ciclo de conferencias, además de visitas guiadas

ZARAGOZA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La exposición del Premio Ibercaja Pintura Joven 2019, que reúne en el Patio de la Infanta de Zaragoza las 28 obras seleccionadas en una primera fase, permite conocer los nuevos códigos y lenguajes del arte, que se caracterizan por expresar una reflexión fruto de un estudio previo, que se plasma en un proyecto, que es la obra.

Así lo ha explicado la coordinadora de la muestra, miembro del jurado y presidenta de la Asociación Aragonesa de Críticos de Arte, Desirée Orús, en rueda de prensa, donde ha comparecido junto con el director general de la Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo, el primer premiado, el artista canario Federico García, y el segundo premiado, el aragonés Alejandro Azón.

Orús ha señalado que los artistas jóvenes "están leyendo más filosofía que nunca" y más allá de la parte emocional, en su trabajo impera la materialización de un estudio previo a la creación. "Nos ponen delante de los ojos" su obra para que "reflexionemos, como ellos lo han hecho antes", ya sea a través de la crítica social, del minimalismo, de una pintura más abstracta, del paisaje, las referencias cinematográficas o de la figuración y el realismo.

En este sentido, el primer premiado, Federico García (La Laguna, Tenerife, 1988), que ha ganado con su obra 'The Morandi's Art Lovers o Los músicos', ha comentado que en un momento en el que "todo puede funcionar como arte, no se trata tanto de innovar" en la parte técnica y plástica, sino de "hablar, de contar y comunicar las ideas e intereses que te interpelan a trabajar".

La exposición se puede visitar entre el 29 de noviembre y el 16 de febrero. El primer premio de Ibercaja Pintura Joven 2019 ha estado dotado con 6.000 euros y el segundo con 2.500 y supone la adquisición de las obras, que pasan a formar parte de la Colección Ibercaja.

En esta edición, el jurado ha concedido por unanimidad cinco accésits a Pedro Líndez, por la obra 'Tizón', Gonzalo Rodríguez por 'El árbol de Tallahassee, a David San Francisco, por su obra 'I-T (f)', Ane Ostolaza por 'Direcciones líquidas', y a Gabriela (Gabi) Gallego por 'El Utopiano'. Estos tres últimos artistas han acudido al acto de presentación.

PREMIO CONSOLIDADO

El director general de la Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo, ha recordado que esta ha sido la novena convocatoria del premio, al que se han presentado 266 obras de artistas españoles menores de 35 años, procedentes de la práctica totalidad de Comunidades autónomas. Al respecto, ha remarcado que tanto por el número, como por la calidad es un galardón "consolidado".

Ha añadido que después del Premio BMW, el de Ibercaja se puede considerar como el segundo más importante de España en el ámbito del arte joven. El objetivo de la entidad financiera es "apoyar a la cultura y a los artistas jóvenes y dar a conocer las nuevas promesas", ha apuntado.

A su entender, las 28 obras seleccionadas en una primera fase, entre las que luego se ha elegido a las premiadas, poseen una "intensidad en su expresión artística impresionante".

El ganador del primer premio, Federico García, ha explicado que su obra 'The Morandi's Art Lovers o Los músicos' sintetiza la ruptura con su línea de trabajo anterior, que ha definido como del "artista funcionario" en la que se centraba en la relación entre la pintura y el lenguaje documental de los fotoperiodistas.

"Quise cambiar la pintura de investigación con base teórica por la construcción de un imaginario personal, con intuiciones intimistas y una cosmología propia". Con esta finalidad, realizó una labor de recopilación de fotos que veía en internet y le interesaban para crear una colección. La obra ganadora parte de una de esas fotos. Reflejaba una banda de música de Berlín formada por un grupo de amigos que salen a tocar en sus conciertos con mantas térmicas.

Según ha dicho, estas mantas supone "la exaltación de la vida" al ponerse un "elemento mortuorio" que evoca a los inmigrantes que llegan a las costas o a las personas que fallecen en accidentes de tráfico, durante un concierto de rock, además de que plasmar su brillo ha sido un "reto técnico y la exaltación del disfrute pictórico".

De la obra, el jurado ha destacado su renovadora composición, que rompe con la perspectiva fotográfica y su atrevimiento cromático, expresado sobre todo en el difícil tratamiento de las mantas térmicas, así como el aspecto emocional.

CAMINO Y OBJETO ENCONTRADO

El ganador del segundo premio, el aragonés Alejandro Azón (Zaragoza, 1984), que ha sido distinguido por su obra 'Objeto encontrado; Lat.: 41.6121, Long.:-0.8598', ha relatado que este trabajo obedece a un proyecto más amplio denominado 'Caminar y objeto encontrado'.

Según ha expuesto, le interesa la arqueología y antropología histórica, que le han llevado observar cómo el ser humano ha transforma el territorio primigenio, la naturaleza, y ha creado un universo artificial, "reflejo de nosotros mismos".

En este contexto, "caminar se convierte en una experiencia vivencial, permite un conocimiento directo del mundo, una forma de estar en él, de salir de uno mismo, ideal para la formación personal y para ser dueño de nuestros propio destino", ha detallado el artista.

El artista ha indicado que de este caminar surgen los mapas y cartografías que realiza, como el que aparece en la obra, un fragmento de la ciudad de Zaragoza, que se corresponde con la zona donde encontró el objeto que refleja en el resto de la pieza, una lata de cerveza, cuyas coordenadas del lugar exacto donde lo halló aparecen en la parte inferior de la pintura.

También ha comentado que a lo largo de este caminar "van surgiendo los objetos encontrados, que no son importantes por el valor material o funcional, ya que prácticamente no conservan ninguno, sino por otras informaciones que contienen y reflejan" y por eso los llama objetos informados.

Ha añadido que "están hechos por y a la medida del ser humano y pertenecen a un tiempo y uso vivido", lo que le hace considerarlos objetos con memoria, que "responden a una sociedad, unos valores, un modelo productivo y un desarrollo económico", lo que los convierte en "objetos arqueológicos contemporáneos por contener esos valores", ha glosado el artista.

De su obra el jurado ha señalado la importancia de las nuevas resoluciones pictóricas, más allá de las dos dimensiones, así como la capacidad de relacionar elementos cotidianos con la antropología.

ACTIVIDADES PARALELAS

La coordinadora de la exposición ha explicado que se ha organizado de forma paralela a la exposición un conjunto de actividades para divulgar el arte, "no solo la pintura". La primera será este viernes, 29 de noviembre, a las 19.30 horas, una mesa redonda 'La pintura nunca muere', en la que participarán miembros del jurado y artistas galardonados.

Del 14 al 28 de enero habrá un ciclo dedicado al arte contemporáneo, en el que se tratará sobre los nuevos lenguajes y como los artistas jóvenes se plantean el acto creativo. La primera conferencia 'Esto no es un cuadro: arte mural y urbano', tendrá lugar el 14 de enero y repasará la pintura mural y el graffiti.

El 21 de enero, se hablará sobre 'Cuando la pintura y el cómic se encuentran', e incluirá la intervención del artista joven Víctor Solana, que construirá una viñeta y explicará su proceso creativo, y el 28 de enero se disertará sobre la relación entre pintura y cine en la conferencia 'Donde habitan los sueños, la gran pantalla como lienzo'.

Los fines de semana habrá un taller para familias, además de visitas guiadas. También habrá un programa para alumnos desde Primaria a Bachillerato. La exposición se visitar de lunes a sábados, de 11.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas, y los domingos y festivos de 11.00 a 14.00 horas, con entrada libre.

Contador

Para leer más