Publicado 02/03/2021 15:33CET

Finaliza la restauración del atrio de la Cartuja de Las Fuentes, una actuación de más de 68.000 euros

Cartuja entrega obras atrio 020321 Foto Javier Blasco.
Cartuja entrega obras atrio 020321 Foto Javier Blasco. - DIPUTACIÓN HUESCA

SARIÑENA (HUESCA), 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

La restauración del atrio de la Cartuja de las Fuentes le ha devuelto sus colores y dimensiones originales. Las labores de restauración, finalizados hace tan solo unos días, han supuesto una inversión superior a los 68.000 euros. Durante este tiempo se han descubierto restos de la policromía original, por lo que se han repuesto los colores originales.

La vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca (DPH), ha manifestado que "pese a que vamos a continuar invirtiendo en la recuperación de este recinto, la Cartuja de las Fuentes seguirá abierta al público. Poco a poco vamos a dotarla de infraestructuras y servicios para los visitantes, lo que estamos seguros servirá aún más como polo de atracción turística".

La Cartuja de las Fuentes presentaba un estado de ruina y abandono cuando la Diputación Provincial de Huesca la adquirió en 2015, ha cambiado de forma radical. Desde entonces se han llevado a cabo tres fases, en las que se han llevado a cabo labores de limpieza y desbroce del entorno, y se han ejecutado obras de reparación principalmente en la cubierta de la iglesia y el campanario.

Dentro de la cuarta fase se enmarca la restauración del atrio de la iglesia, "la puerta de entrada al edificio principal ha cambiado radicalmente y, con ella, la impresión que el visitante se lleva no solo de esta infraestructura, sino del conjunto en sí", ha explicado la vicepresidenta de la DPH, Elisa Sancho.

Este martes ha tenido lugar el acto de entrega de estas obras, realizadas por la empresa Albas Tierz de Sariñena por importe de 68.094 euros durante los últimos cuatro meses.

Sancho ha subrayado que "gracias al descubrimiento de la policromía original, el atrio ha recuperado los colores con los que fue pintado en un primer momento". Además, se han mantenido los agujeros de disparos realizados al rededor de la figura de Nuestra Señora de Las Fuentes durante la Guerra Civil, cuando el monasterio fue utilizado como cuartel tanto por el bando nacional como por los republicanos.

La arquitecta de la DPH, Laura Puyal, ha expuesto que los trabajos se han centrado en tres partes: en el conjunto arquitectónico, recuperando su dimensión original mediante la demolición de dos tabiques que separaban el atrio de las galerías laterales; en la puerta de acceso a la iglesia, donde se han eliminado elementos ajenos y se han hecho tratamientos tanto de la madera como de los elementos metálicos; y en la imagen de Nuestra Señora de La Cartuja de las Fuentes, en la que se ha actuado con una limpieza en profundidad, consolidación de soportes y morteros, fijación de policromía y eliminación de sales.

"Debido al clima extremo de Los Monegros y a las nieblas tan densas en esta zona durante el invierno, ha sido muy importante el trabajo realizado para eliminar humedades tanto de los muros como de la madera de la puerta de entrada a la iglesia", ha agregado.

Una vez terminadas estas obras, la DPH ya está elaborando los diferentes pliegos y bases para nuevos trabajos en el recinto monacal, declarado Bien de Interés Cultural en 2002 por el Gobierno de Aragón. "Es prioritario el acondicionamiento del edificio de las porterías como centro de recepción de visitantes", ha considerado la vicepresidenta de la institución provincial, "sin olvidar la intervención en el claustrillo y patios interiores, y la consolidación de las pinturas murales en la iglesia".

Desde junio de 2015, se han invertido en la Cartuja de Las Fuentes más de 1,5 millones en su recuperación. Las obras van a continuar, "porque nuestro objetivo es recuperar su esplendor y poner en valor uno de los elementos más importantes de la arquitectura de la Ilustración del siglo XVIII en Aragón", ha trasladado Sancho, "pero pese a los trabajos que se vayan a realizar, el recinto continuará abierto a visitas como hasta ahora".

Ha finalizado diciendo que "poco a poco vamos lo dotaremos de infraestructuras y servicios para los visitantes, y estamos seguros de que servirá aún más como polo de atracción turística".