Actualizado 22/11/2014 16:47 CET

Fomento pagará algo más de 1,5 millones a los afectados por las expropiaciones de la A-21

JACA (HUESCA), 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio de Fomento pagará entre diciembre y febrero algo más de 1,5 millones de euros a los afectados por las expropiaciones para construir la autovía A-21 de Jaca a Pamplona.

   El alcalde de Jaca, Víctor Barrio, ha insistido en diversas reuniones celebradas en Madrid y a las que también acudía la diputada nacional Blanca Puyuelo para que se solucionara esta "injusticia generada por el anterior gobierno socialista".

   La decisión la ha transmitido este viernes el subsecretario del citado ministerio, Mario Garcés, en un encuentro promovido por el alcalde de Jaca en el Ayuntamiento de la ciudad, y al que han asistido, además de Barrio, el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Aragón, Rafael López Guarga; los alcaldes de Puente la Reina, Ramón Lobera; de Santa Cilia, Manuel Máñez; de Banaguás, Santiago Calvo; de Áscara, Alfredo Betrán; y dos vecinos de Abay en representación del alcalde (Jacinto Castán y Miguel Navasa).

   Con motivo de la ejecución de dicha infraestructura viaria, se llevaron a cabo un total de 219 expedientes de expropiación en esta zona de la Jacetania. En su momento, se abonó alrededor de 1.650.000 euros y ahora se va a pagar lo que falta (algo más de 1,5 millones de euros, intereses incluidos).

   En concreto, se van a pagar aproximadamente 303.000 euros en Abay, 30.000 euros en Banaguás, 361.000 euros en Áscara, 249.000 euros en Javierregay, 513.000 euros en Santa Cilia y 77.000 euros en Puente la Reina. A mediados del mes de febrero ya se habrán abonado todas las cantidades. En la reunión, los asistentes plantearon sus dudas y preguntas en torno a las expropiaciones y a las obras de la futura autovía.

   Barrio ha remarcado que "el gobierno socialista, Víctor Morlán y el anterior equipo de gobierno de Jaca, dijo que se pagarían (esas expropiaciones) para las elecciones del 2011 y después se vio claramente que fue un tema político porque no habían dejado ninguna consignación presupuestaria".

   Con el abono de las cantidades económicas que se adeudaban, se hace "justicia" con los afectados. Para poder hacerlo, Fomento ha pedido un crédito al Ministerio de Hacienda.

   "Mario Garcés siempre responde para cualquiera de los problemas que surgen en la zona. Hay que decir también que seguimos trabajando en otros temas como puede ser el Canfranc", ha concluido el alcalde.

Para leer más