El Frasno recupera su antigua nevera gracias al Plan comarcal de Dinamización Turística

Actualizado 07/06/2009 11:21:10 CET

EL FRASNO (ZARAGOZA), 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La nevera de la Sierra Vicor, situada en el término municipal de El Frasno, ha sido rehabilitada dentro de un conjunto de actuaciones promovidas por la Comarca de la Comunidad de Calatayud a través del Plan de Dinamización de Producto Turístico dentro de un programa específico de adecuación de espacios patrimoniales.

Tanto el alcalde de la localidad, Aurelio Pablo Melús, como el consejero comarcal de Turismo, Ángel Marín, han señalado que actuaciones como esta, cuya inversión ha rondado los 30.000 euros, permiten recuperar el patrimonio cultural de la zona, al mismo tiempo que atraen turismo de interior.

El acceso se efectúa mediante pista forestal que parte del mismo pueblo de El Frasno hacia el sur, atraviesa una zona de campos de cultivos y se adentra en el espeso pinar de la cara norte de la Sierra. Se alcanza el collado en las cercanías del pico Nevera para descender por una trocha forestal en buen estado varios cientos de metros.

Los últimos 100 metros hasta la nevera deben recorrerse andando, ya que el antiguo camino se ha perdido por la vegetación. El entorno de la nevera se encontraba invadido por vegetación rosácea, por lo que fue necesario desbrozar zarzas y rosales, así como pequeños arbustos. Por su parte, la bóveda del pozo estaba en buen estado, con un desprendimiento en la cumbrera y otro junto a la antigua entrada.

Entre las actuaciones realizadas, se ha desbrozado el camino de acceso mediante motosierra, desbrozadora y medios manuales hasta conseguir una anchura de 1,5 metros, con la idea de aprovechar un antiguo camino que se encontraba vagamente definido, donde era necesario desbrozar a fondo, e incluso marcar la huella mediante azada, explica la Comarca en un comunicado.

También se han desbrozado rosáceas y arbustos el entorno del pozo en un radio de 10 metros, con poda de algunas ramas de los pinos más cercanos para permitir el paso, pero respetando las grandes especies arbóreas, sin talar ningún árbol. La misma operación se ha efectuado en el entorno del depósito de agua que alimentaba el pozo, situado a escasos metros.

Además, se ha vallado el perímetro de la nevera con una valla de madera para impedir accidentes por el paso sobre la bóveda; y se ha recuperado el antiguo acceso al interior mediante desbroce y excavación manual de un pasillo de 3 metros de longitud.

Asimismo, se ha consolidado el muro derruido junto a la entrada, a partir de técnicas tradicionales (piedra y mortero de cal) para evitar un posterior deterioro. El material ha sido transportado manualmente desde el aparcamiento del vehículo.

Por último, se ha instalado una reja metálica a la entrada para evitar la caída de personas al interior dada la altura de 7 metros-Instalación de una mesa interpretativa en el entorno de la nevera sobre su funcionamiento y usos tradicionales, así como un total de cinco flechas direccionales que desde El Frasno indiquen y faciliten el camino hasta la nevera.