Actualizado 31/01/2014 13:50 CET

La Fundación Gaspar Torrente pide al Gobierno aragonés que recupere el manuscrito foral

José Luis Soro y Miguel Martínez Tomey, de la Fundación Gaspar Torrente.
Foto: EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Fundación Gaspar Torrente para la investigación y el desarrollo del aragonesismo ha registrado una solicitud para que el Ejecutivo autonómico recupere el manuscrito del siglo XIII que contiene parte de los Fueros de 1247 y que el filólogo Miguel Carabias ha donado a la Biblioteca Nacional recientemente.

   Han presentado la solicitud este viernes en el Registro de la Diputación General de Aragón el presidente de Chunta Aragonesista y patrono de la Fundación, José Luis Soro, y el director de la misma, Miguel Martínez Tomey.

   En declaraciones a los medios de comunicación, José Luis Soro ha pedido al Ejecutivo que adquiera el documento por cualquier procedimiento recogido en el Derecho para que el manuscrito se deposite en Aragón y también que este sea declarado Bien de Interés Cultural (BIC). En todo caso la entidad quiere que el documento sea inventariado y catalogado por la Administración aragonesa.

   La Fundación ha planteado otra opción, que la Biblioteca Nacional no acepte esta donación de Miguel Carabias y el documento sea trasladado a Aragón, ya que "donde tiene que estar" es en la Comunidad Autónoma.

   Este manuscrito "no es sólo una joya, es que es una parte de todos y cada uno de nosotros y lo que estamos planteando es que retorne a Aragón y lo pongamos en valor", ha dicho Soro, quien ha reclamado que el documento "esté en casa y que sea de todos y todos lo podamos disfrutar".

   En la Fundación, ha proseguido el patrono, "nos preocupan todos los bienes que integran el patrimonio cultural, los que están en Aragón pero se están cayendo o quieren tirar, como Averly, o los que están fuera de Aragón, pero tanto los que están en Barcelona o Lérida como los que están en Salamanca o Madrid".

"PROBLEMA"

   José Luis Soro ha lamentado que para algunos "no hay ningún problema" porque la Biblioteca Nacional está en Madrid, pero "para nosotros existe el mismo problema". Ha insistido en que "a algunos, si en vez de a la Biblioteca Nacional se hubiera donado al Museo Nacional de Arte de Cataluña les hubiera dado vueltas la cabeza", pero "como está en Madrid les da igual".

   "A nosotros no, nos parece igual de grave que esté en un sitio que en otro", ha continuado el patrono de la Fundación, quien ha emplazado al Gobierno a actuar "con absoluta diligencia, con rapidez, que cautelarmente se traiga a Zaragoza, se resuelva y finalmente se le dé la máxima protección".

   José Luis Soro ha resaltado el "evidente interés bibliográfico, histórico, jurídico, lingüístico", ya que es el documento más antiguo conocido que está escrito en aragonés.

   "El Gobierno está obligado, le obliga el Estatuto, la Ley de Patrimonio Cultural, tiene que hacer todo lo posible para que ese bien de todos vuelva a casa" y "si es propiedad nuestra, de todos los aragoneses, mejor".