La Fundación Santa María de Albarracín terminará en junio la restauración de la nave central de la catedral

Publicado 15/02/2015 17:29:51CET
Catedral De Albarracín
EUROPA PRESS

ALBARRACÍN (TERUEL), 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Santa María de Albarracín terminará la restauración de la nave central de la catedral el próximo mes de junio, concluyendo los trabajos iniciados en 2010 en este Monumento Nacional, a falta del claustro, los bienes muebles y la instalación de la luz y el sonido. La restauración comenzó en 2010 y la Fundación ha dispuesto de recursos del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) cada año.

Después, será necesario diseñar la seguridad para poder reabrirla al culto. De momento pueden recorrerla los turistas en visitas guiadas que comienzan a las 10.30, las 12.00, las 16.00 y, los fines de semana, también a las 18.00 horas. En 2014 han acudido al centro de información turística de Albarracín 30.000 personas, la mayoría de las cuales escogen la visita guiada que incluye la catedral.

El director de la Fundación, Antonio Jiménez, ha indicado a Europa Press que lo más singular son las decoraciones originales de la restauración que se llevó a cabo en el siglo XVIII, más coloristas que "el gris homogéneo que cubría toda la catedral" cuando la entidad comenzó los trabajos.

"En sintonía con la última gran reforma de la catedral, aparecen colores alegres, vistosos" y los nervios de la nave central están "decorados con marmolizados diferentes", ha expuesto Jiménez, quien ha hecho hincapié en que "la catedral que va a quedar no tiene nada que ver con la iglesia oscura que nos encontramos con anterioridad".

"La gente está encantada", ha dicho Jiménez, ya que "es muy difícil, si no estás metido la restauración, ver el proceso, lo que había y lo que va apareciendo, uno de los atractivos de las visitas que hoy se ofrecen".

Los hallazgos en la nave central se corresponden con las investigaciones de los historiadores, que sitúan el inicio de esta edificación en una mezquita, reemplazada por una catedral medieval que en el siglo XVI fue reconstruida y, finalmente, reformada en el XVIII.

"El XVI está muy presente", ha comentado Jiménez, para agregar que "la novedad más sorprendente la hemos tenido en la capilla de Santa Ana, donde nos han aparecido restos de la primera catedral sobre la que se construyó la del siglo XVI". De la mezquita "no nos ha parecido nada".

Con este proceso de restauración se ha confirmado la hipótesis del historiador Antonio Almagro, que la base de la torre es de origen medieval y en la capilla contigua los sillares y las ventanas ojivales indican la presencia de la catedral más antigua.