Iglesias espera que la segunda estación del AVE esté operativa dentro de un año y medio aproximadamente

Actualizado 16/09/2009 16:52:52 CET
Actualizado 16/09/2009 16:52:52 CET

Iglesias espera que la segunda estación del AVE esté operativa dentro de un año y medio aproximadamente

ZARAGOZA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, confió hoy en que la segunda estación del AVE de Zaragoza, que dará servicio a trenes de alta velocidad, transporte de mercancías y servicios de cercanías, esté terminada y operativa dentro de 18 meses, aproximadamente.

Iglesias aclaró que las obras deben licitarse y, después, construirse, pero subrayó que la Comunidad Autónoma dispone de los recursos necesarios para financiar la obra, después de que ayer, martes 15 de septiembre, el vicepresidente del Gobierno autónomo, José Ángel Biel, y la vicepresidenta económica del Gobierno central, Elena Salgado, alcanzaran un acuerdo para solventar el litigio de las mermas tributarias. El pago de esta obra está, pues, "encarrilado", dijo Iglesias.

El jefe del Ejecutivo autónomo indicó que "ahora hay mucha mayor facilidad para construir", dado el contexto de crisis, en especial en el sector de la construcción.

Marcelino Iglesias destacó el "esfuerzo" realizado para que sea intermodal la Plataforma Logística de Zaragoza (PLA-ZA), que recibirá parte de su carga a través de los trenes que llegarán por la segunda estación del AVE.

El jefe del Ejecutivo autónomo prosiguió afirmando que el aeropuerto civil de Zaragoza ha pasado de ser el décimo octavo de España en potencia de carga a ser el tercero, por delante del de Vitoria-Gasteiz.

En PLA-ZA ya trabajan 8.000 personas, relató Iglesias, quien insistió en que desde PLA-ZA se puede abastecer a 20 millones de consumidores, ubicados a una hora de tren de alta velocidad.

La intermodalidad es "el gran desafío, la gran revolución" de los próximos años, continuó Iglesias, quien explicó que las mercancías peligrosas no estarán ya en el casco urbano de Zaragoza, sino en PLA-ZA.

Iglesias destacó cómo las ciudades de Barcelona y Madrid también potenciará la intermodalidad, levantando estaciones ferroviarias junto a sus aeropuertos internacionales. "Si a una hora tenemos el otro aeropuerto, todo se hace mucho más fácil", concluyó.