Actualizado 03/01/2022 17:34 CET

El Mitma finaliza las obras de reordenación de accesos de la N-230 en Benabarre (Huesca)

El Mitma finaliza las obras de reordenación de accesos de la N-230 en Benabarre (Huesca
El Mitma finaliza las obras de reordenación de accesos de la N-230 en Benabarre (Huesca - MITMA

HUESCA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha ejecutado la reordenación de los accesos en el tramo comprendido
entre el kilómetro 63+705 y el kilómetro64+900 de la carretera N-230, en el término municipal de Benabarre (Huesca).

Esta intervención, con una inversión de 130.000 euros, tiene como objetivo mejorar la seguridad vial de los usuarios y de la funcionalidad del tramo.

La subdelegada del Gobierno de España en Huesca, Silvia Salazar, ha visitado este lunes el tramo para conocer el resultado de los trabajos del Mitma, ya finalizados, en compañía del alcalde de Benabarre, Alfredo Sancho, el presidente de la comarca de La Ribagorza, Marcel Iglesias, y del jefe de la Unidad de Carreteras del Estado en la provincia, Ignacio García.

El tramo objeto de la actuación cuenta con tres carriles, dos de ellos en sentido de circulación Viella y el tercero en sentido de circulación Lérida. En esa zona de la N-230 confluye también la carretera N-123, así como un elevado número de accesos a propiedades y a otras actividades, incluyendo una estación de servicio.

El expediente de reordenación de accesos ha sido sometido a información pública en cumplimiento de la legislación vigente en materia de carreteras.

DESCRIPCIÓN DE LA ACTUACIÓN

En la intersección de la N-123 con la N-230, con el objetivo de mejorar el movimiento Barbastro-Viella en la incorporación a la izquierda, se ha suprimido el carril existente en la N-230 --carril de la izquierda en sentido Viella-- y se ha transformado en un carril
central de espera y aceleración en una longitud de 165 metros, con el objetivo de facilitar la incorporación al sentido ascendente, del cual quedará disponible con un solo carril --antiguo carril adicional para vehículos lentos--.

El giro a la derecha no sufre modificación puesto que se realiza en condiciones de seguridad, ha informado el Mirtma en una nota de prensa.

Por su parte, los giros del movimiento Lérida - Barbastro, que suponen salir de la carretera N-230 para tomar la carretera N-123, se venían realizando mediante un giro indirecto gracias a una glorieta partida en la N-230.

Esta maniobra implicaba atravesar tres carriles: dos en sentido ascendente y uno en sentido descendente. La solución ejecutada supone la creación de un carril central de espera antes de la propia intersección N-123/N-230, para permitir el giro a la izquierda hacia la carretera N-123. Este carril central tiene una longitud de 60 metros más otros 60 metros de cuña. Esta solución dejará fuera de servicio la glorieta partida actual.

CARRIL CENTRAL

En relación a los giros de entrada y salida a la estación de servicio existente en el kilómetro 64+000, el acceso sólo se podía realizar de manera directa en sentido ascendente --Lérida-estación de servicio-- y de igual manera sólo se podía salir en ese sentido ascendente --estación de servicio-Viella--.

Para mejora las condiciones de seguridad, se ha creado un carril central de espera de 80 metros más otros 60 metros de cuña que permite el giro a la izquierda para los usuarios que circulen hacia Lérida.

La salida directa de la estación de servicio hacia Lérida sigue sin estar permitida. Respecto a los caminos junto a la N-230, se limitan los giros a izquierda para ganar seguridad.

Con la reordenación de accesos completada, y al objeto de garantizar que las visibilidades y distancias de cruce cumplen los criterios de la normativa vigente con los nuevos movimientos, la velocidad pasa a estar limitada a 60 kilómetros por hora entre los kilómetros 63+705 y 64+300. En el resto del tramo, el límite de velocidad se mantiene en 80 kilómetros por hora.

Contador