5 de abril de 2020
 
Publicado 23/02/2020 12:38:46 +01:00CET

Palacín (CHA) se une a la protesta contra Biscarrués, un proyecto "nada sostenible" en lo económico y medio ambiental

El presidente de CHA, Joaquín Palacín, en la concentración por un río Gállego vivo y ek fin del embalse de Biscarrués
El presidente de CHA, Joaquín Palacín, en la concentración por un río Gállego vivo y ek fin del embalse de Biscarrués - CHA

La Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos critica el modelo de distribución de agua "caciquil" en Aragón

ZARAGOZA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Chunta Aragonesista (CHA), Joaquín Palacín, se ha unido a la concentración de este domingo en la plaza de Navarra de Huesca, organizada por la coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos contra el embalse de Biscarrués, un proyecto que Palacín ha calificado de "nada sostenible" tanto en el plano "económico" como "medio ambiental".

"Es un proyecto al que siempre nos hemos opuesto por los problemas medioambientales que tiene y porque no es nada sostenible en lo económico" ya que la zona en la que pretende construirse "está creciendo gracias a las actividades de turismo relacionadas con el río Gállego", ha sostenido en declaraciones a Europa Press.

Por ello, el presidente de CHA ha considerado que el embalse "no es un proyecto adecuado en este momento" y ha recordado que, además, lleva "paralizado" 34 años. La formación se ha unido a la concentración para reivindicar un "río Gállego vivo" y para mostrar su apoyo a los habitantes de La Galliguera. "Como hemos hecho siempre", ha recalcado.

Palacín ha señalado que CHA ha presentado iniciativas ante diferentes instituciones como el Senado o la Unión Europea porque el proyecto del embalse "incumple diversas normativas".

Además, ha recordado que la construcción del mismo se encuentra a la espera de una sentencia del Tribunal Supremo. En julio de 2017, la Audiencia Nacional ya anuló la declaración de impacto medioambiental del anteproyecto en una sentencia que fue recurrida por Riegos del Alto Aragón alegando que la construcción era de interés general.

MONEGROS CONTRA LA HOYA

A este respecto, la portavoz de la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos, Lola Giménez, ha cuestionado el recurso interpuesto por Riegos del Alto Aragón pues ha argumentado que ese "interés general" choca con el del territorio de Los Monegros. "Es el interés de Monegros contra el de la Hoya", ha precisado.

Asimismo, Giménez ha increpado que ya se esté construyendo el embalse de Almudévar, de 170 hectómetros cúbicos, y que la comunidad de regantes "siga queriendo Biscarrués". "Les están dando algo cinco veces más grande, que encima está fuera de su cauce, y siguen pidiendo", ha criticado.

MODELO CACIQUIL

En este sentido, ha lamentado que las concesiones y gestiones del agua "estén en manos" de Riegos del Alto Aragón y que no sean competencia de un Ministerio. "Es un modelo de distribución caciquil y que crea una guerra del agua", ha considerado.

Así, ha recordado que "no existen sólo los intereses" de la comunidad de regantes, sino también los de los habitantes de La Galliguera que, con la concentración de este domingo, reivindican "poder continuar viviendo" en el territorio.

"Nuestra zona cuenta con un modelo de desarrollo sostenible que no gasta ni un hectómetro y que, gracias a un río vivo, ha completado la economía de la región con actividades turísticas", ha asegurado Giménez.

La portavoz de la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos ha detallado que, además de la agricultura tradicional en la zona, se ha aprovechado el paso del río, que supone en la actualidad el segundo destino nacional de aguas bravas con más de 100.000 descensos al año y en el que trabajan unas 80 empresas.

TURISMO

"Tenemos un modelo empresarial muy potente que se ve amenazado por un pantano que inundaría el 60 por ciento del territorio que es comercial", ha indicado. En esta línea, ha comparado las actividades del río con el esquí que lleva a cabo una empresa como Aramón. "Es lo mismo, estamos hablando de un negocio".

Sin embargo, ha lamentado que Aramón está "permanentemente recibiendo subvenciones públicas", mientras que las actividades en torno al río Gállego se quedan sin financiación pese a necesitar "mucha inversión pública" por la posibilidad de que se construya el pantano.

"Hemos jugado con desventaja y pese a eso estamos aquí y hemos conseguido crecer, mantener la economía y asentar a la población. Después de 34 años no nos hemos rendido y la zona está más viva que nunca", ha aseverado.

La concentración en defensa de un río Gállego vivo y para reclamar el cese definitivo del proyecto del embalse de Biscarrués se complementará con actividades como talleres artísticos de cartulinas, maquetas y actuaciones con las que los más pequeños van a simular la vida de los ríos y lo que ocurre al abrir las presas.

Para leer más