Actualizado 02/04/2008 17:34 CET

El Patronato del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido recibe una subvención de 845.000 euros

HUESCA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Patronato del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido informó hoy sobre la propuesta de concesión de subvenciones, con cargo a los 845.075 euros adjudicados en el último Consejo de la Red de Parques Nacionales. De esta cantidad, 560.000 corresponderán a proyectos presentados por los ayuntamientos, 201.000 a particulares y empresas, y unos 84.000 a entidades sin ánimo de lucro.

El Patronato se ha reunido hoy en la ciudad de Huesca, presidido por el consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné.

"La buena gestión realizada durante el 2007 hace que para este año se hayan incrementado un 41 por ciento sobre la cantidad inicialmente asignada el año pasado. Aragón ejecutó todas las partidas y se vio beneficiado por el reparto de remanentes de otros parques nacionales", dijo Boné, en declaraciones a los medios de comunicación.

Según manifestó el consejero, para estas subvenciones se han presentado 82 solicitudes destinadas a proyectos presentados por ayuntamientos, particulares, empresas y entidades sin ánimo de lucro. De ellas se han admitido 42, entre las que se incluye la adecuación a los accesos a Buera y Tella, construcción de muros de contención en Puértolas, instalaciones deportivas en Torla, reformas en casas destinadas a turismo rural, reparaciones de pistas o rehabilitación de ermitas como San Clemente, San Pelayo y San Miguel.

INVESTIGACIÓN.

Otra área potenciada ha sido la de investigación. En el año 2007, los principales estudios de la Unidad de Investigación han versado sobre los posibles efectos del cambio climático en diversas especies de flora de alta montaña, de anfibios y de aves, como gorrión alpino, acentor alpino, treparriscos, colirrojo tizón, collalba gris y bisbita alpino). También se han analizado las consecuencias del abandono de los usos ganaderos tradicionales sobre los hábitats, a través de bioindicadores, como la gran mariposa azul.

En la unidad de investigación trabajan tres especialistas, con la colaboración de diez técnicos para los trabajos realizados durante 2007, así como la guardería, guías y agentes. Esta Unidad ha contado con diversas colaboraciones, como las del Instituto Pirenaico de Ecología (en la monitorización de rana pirenaica y estudio de plantas); Instituto Geológico y Minero de España (en la elaboración de cartografía geológica); el Departamento de Ecología de la Universidad Autónoma de Barcelona (en el estudio de los cambios en las comunidades de formícidos) y el Departamento de Ecología de la Universidad de Barcelona (en la caracterización de aludes extremos mediante dendrocronología), entre otros.

Para 2008 está previsto continuar con estos trabajos y nuevas líneas. Entre los objetivos, figuran seguir la evolución de la masa glaciar de Monte Perdido, acciones de gestión y conservación de la rana pirenaica, quebrantahuesos, el águila real, aves rupícolas (como buitre leonado, alimoche y halcón peregrino), lagópodo alpino, mochuelo boreal y artrópodos.

Además, en el Parque se encuentra instalado desde febrero un operativo pionero para la cría asistida de un pollo de quebrantahuesos, en colaboración entre el Departamento de Medio Ambiente y la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos.