La Plataforma Sijena Sí pide a "toda la ciudadanía" que apoye al regreso de los bienes al Monasterio oscense

Actualizado 10/12/2017 11:30:36 CET

HUESCA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma Sijena Sí ha pedido a "toda la ciudadanía" que apoye al regreso de las obras del Monasterio oscense "ante el intento de convertir este conflicto en un enfrentamiento artificial entre Aragón y Cataluña".

Sijena Sí ha aplaudido la decisión del Juez del Juzgado número 1 de Huesca de enviar a la Policía Judicial a cumplir la sentencia, dado que en estas últimas semanas la colaboración de los funcionarios del Museo de Lleida ha sido "nula". Ha criticado que se haya evitado "cumplir la orden" y que, con ello, se haya provocado "que se tenga que hacer por la fuerza".

"En las últimas semanas, a pesar de que la Audiencia Provincial de Huesca ha vuelto a dar la razón a Sijena, las redes sociales se han hecho eco de los bulos y muchas personas, que desconocen los pormenores de estas sentencias, repiten los mismos estereotipos sin espíritu crítico ni deseo de servir a la verdad y la justicia".

Sijena Sí ha recordado que estas resoluciones judiciales son, "simple y llanamente", el resultado de "un larguísimo proceso" en el que el gobierno autónomo catalán tuvo "todo el tiempo y los recursos económicos necesarios para defenderse". "La justicia ha demostrado claramente que la propiedad de estas piezas, así como la de las pinturas murales de la sala capitular, no pertenece a los museos de Cataluña".

ENFRENTAMIENTO ENTRE COMUNIDADES

En este contexto, la Plataforma Sijena Sí ha invitado a los ciudadanos a que, frente a las llamadas a convertir este conflicto en un enfrentamiento "artificial" entre comunidades autónomas "hermanas", a apoyar esta medida entrando en su página 'www.sijenasi.com' y firmando en su campaña.

Además, y a pesar de las dificultades por el desconocimiento del horario y ser un día laboral, la Plataforma llama a todos los que puedan a hacerse presentes en la recepción de la obras en Sijena para aplaudir el regreso de las 44 obras que quedaban en el Museo de Lleida. En ese mismo acto se reivindicará el regreso de las pinturas murales y otras obras expoliadas del Aragón oriental, Berbegal, El Tormillo y Peralta de Alcofea.