La Policía Local se suma a la campaña de vigilancia y control de alcoholemia y drogas

Publicado 11/08/2015 17:50:48CET
Control local alcoholemia
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO CUENCA

ZARAGOZA, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Zaragoza se ha sumado a la campaña especial de vigilancia y control de alcoholemia y drogas en conductores promovida por la Dirección General de Tráfico (DGT), que se prolongará hasta el 16 de agosto.

El Ayuntamiento de la capital aragonesa ha informado en una nota de prensa que estas campañas "se han convertido en uno de los factores que más ha favorecido un cambio en el comportamiento de los ciudadanos, haciendo que el porcentaje de resultados positivos haya descendido del 5,1 al 1,7 por ciento en la última década".

Las mismas fuentes han explicado que el alcohol está presente como factor desencadenante en un tercio de los accidentes mortales y su presencia en la conducción, dependiendo de su tasa, multiplica entre 2 y 15 el riesgo de sufrir uno. Además, repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor vinculado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas, han agregado.

Igualmente, han precisado que en la reciente campaña de la DGT llevada a cabo del 1 al 7 de junio de 2015, el 1,12 por ciento de las pruebas de alcoholemia realizadas a conductores resultaron positivas, mientras que en las de detección de drogas, la tasa alcanzó el 32,4 de los test realizados.

En esa campaña, fueron denunciados más de 2.600 conductores por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. De ellos, 622 dieron positivo en drogas y 1.978 por alcohol. En total, se realizaron 208.782 pruebas.

La DGT ha recordado que a medida que la concentración de alcohol en sangre aumenta, la tasa de incidencia de accidentes también se incrementa. Así, en comparación con un conductor sobrio, la posibilidad de sufrir un accidente con una tasa de alcoholemia de 0,8 gramos por litro en sangre es 2,7 veces mayor.

Asimismo, cuando un conductor tiene una tasa de alcoholemia de 1,5 gramos por litro en sangre, se incrementa en 22 veces el riesgo respecto a un conductor que no han bebido, y en el caso de accidentes mortales, el riesgo de sufrirlos es 200 veces mayor, si se ha ingerido alcohol.

OTROS DATOS

El Ayuntamiento de Zaragoza ha aportado datos de años anteriores que indican que en 2014 el 39,09 por ciento de los conductores fallecidos en accidentes de circulación presentaron una tasa de alcohol en sangre superior a 0,3 gramos por litro (g/l) en sangre.

Durante ese mismo año, los análisis toxicológicos realizados a peatones fallecidos en accidentes reflejaron que el 39,88 por ciento de ellos arrojaba una tasa de alcohol en sangre superior también a 0,3 g/l.

Además del alcohol, según datos de la DGT, el 11 por ciento de los conductores se ponen al frente de un vehículo tras haber consumido drogas que puede afectar la capacidad para una conducción segura. El cannabis y la cocaína son las dos sustancias más frecuentes. El consumo simultáneo de sustancias alcanza al dos por ciento de los conductores, seleccionados aleatoriamente.

ESTRATEGIA DE SEGURIDAD VIAL

La estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 establece como uno de sus indicadores bajar del uno por ciento los resultados positivos de alcoholemia en los controles preventivos aleatorios. Para lograr ese objetivo, desde la DGT se han diseñado una serie de intervenciones para combatir la ingesta de alcohol y drogas durante la conducción.

Entre ellas, se encuentran los programas de reincidentes, mejorar la información de prevalencia y riesgo, la planificación de controles, la modificación de normativas en relación al consumo de drogas y la formación especializada de los agentes.

NORMATIVA APLICABLE

Las tasas máximas de alcohol permitidas para conducir son, para los conductores en general, de un 0,5 gramos por litro (g/l) en sangre y de 0,25 miligramos por litro (mg/l) en aire espirado. Para los profesionales, se sitúan en 0,3 y 0,15, respectivamente, y para los noveles, en 0,3 y 0,15.

Además, la Ley de Seguridad Vial prohíbe conducir con presencia de drogas en el organismo del conductor, quedando excluidas las sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y finalidad terapéutica. Esta infracción administrativa está castigada con una sanción de mil euros y la detracción de 6 puntos, han apuntado desde el consistorio zaragozano.

Para el alcohol, la infracción supone el pago de 500 euros y la detracción de 4 a 6 puntos. Además, se sancionan con mil euros de multa los conductores reincidentes.

Otro de los preceptos que han entrado en vigor con la modificación de la Ley de Seguridad Vial es la obligación de todos los usuarios de la vía de someterse a las pruebas de detección de alcohol y drogas cuando se hallen implicados en un accidente o hayan cometido algún tipo de infracción.

Para leer más