El PP insiste en trasladar el final de la línea 55 del autobús urbano, en Valdespartera

Actualizado 09/07/2015 0:02:14 CET
Interior Autobús Urbano Zaragoza
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, Sebastián Contín, volverá a trasladar a la consejera de Servicios Públicos, Carmen Dueso, "la necesidad" de modificar el final de la línea 55 (Montecanal-Tranvía) en el barrio de Valdespartera, para acabar con las molestias que producen a muchos vecinos los ruidos de los motores de los vehículos de Autobuses Urbanos Zaragoza (AUZSA).

Contín ha explicado que, como consecuencia de las quejas de otras comunidades, se produjeron varias modificaciones de este final de línea y el área de Servicios Públicos decidió ubicarla en el paseo de Los Olvidados, frente a la parada del tranvía.

"Sin embargo, lejos de dar una solución, resulta evidente que se ha generado un nuevo problema, desvistiendo un santo para vestir otro", ha agregado.

Por ello, el PP ha solicitado que se tenga en cuenta la propuesta de la comunidad de vecinos para llevar el final de línea a la trasera del centro de salud, donde "no hay viviendas y ya no molestaría a nadie el ruido de los motores de los autobuses, que circulan desde las 6.00 horas hasta las 0.00 horas".

De igual modo, Sebastián Contín ha recordado que, desde que se cambió el final de la línea 55 a su ubicación actual, se están produciendo a diario muchas situaciones de peligro como consecuencia de la proximidad de la parada del tranvía, ya que muchos peatones que quieren hacer transbordos no respetan los pasos de cebra que existen en las proximidades, existiendo un "riesgo real" de atropellos con el que es necesario terminar.

En este sentido, Sebastián Contín ha planteado al PSOE que asuma la propuesta de los vecinos afectados porque "no tiene contraindicación alguna, seguiría garantizando la conexión de los vecinos de Montecanal con el tranvía, terminaría con las molestias que producen los ruidos en las viviendas, acabaría con la posibilidad de que se produzcan de accidentes y además facilitaría a los usuarios del Centro de Salud acceso directo desde la parada".

Por último, Contín ha propuesto instalar en este nuevo final de línea una marquesina que resguarde de las inclemencias del tiempo a los viajeros que aguardan la llegada del autobús.