Publicado 03/07/2020 13:30:36 +02:00CET

La tasas de la UZ se reducirán hasta un 9% el próximo curso y no sube el precio para las asignaturas suspendidas

El rector de la UZ, José Antonio Mayoral, y la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento del Gobierno de Aragón, Maru Díaz.
El rector de la UZ, José Antonio Mayoral, y la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento del Gobierno de Aragón, Maru Díaz. - EUROPA PRESS

La dotación de las becas rector-Gobierno de Aragón pasan de los 600.000 a los 900.00 euros

ZARAGOZA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las tasas de la Universidad de Zaragoza se van a reducir el curso 2020-2021 entre un 4,07 y cerca de un 9 por ciento en la primera matrícula de las titulaciones de grado, variación que dependerá de la menor o mayor experimentalidad de las materias, siendo las más beneficiadas estas últimas. Además, no subirá el precio de la matrícula para las asignaturas suspendidas este curso.

Así lo han acordado el Gobierno de Aragón y la institución académica, haciendo que las tasas de las primeras matrículas se acerquen a los precios del curso 2011-2012, tal y como propuso el Ministerio de Universidades en la última Conferencia General de Política Universitaria.

Además, ambas instituciones han decidido aplicar una reducción en las segundas matrículas, con una horquilla de reducción de entre un 3,72 y el 6,54 por ciento en función de la experimentalidad, han informado el rueda de prensa el rector de la UZ, José Antonio Mayoral, y la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento del Gobierno de Aragón, Maru Díaz.

El coste de esta bajada de precios es de 1,1 millones de euros y va a beneficiar a los 26.459 estudiantes de grado de la UZ. Otra medida que han acordado, de carácter extraordinario y fruto la situación excepcional vivida por la pandemia del coronavirus, es que no se incrementará el coste de la matrícula de las asignaturas suspendidas y se les aplicará el importe del curso 2019-2020.

De esta forma, un alumno no ha aprobado una asignatura en la que se había matriculado por primera vez se entenderá que no corre convocatoria y no deberá pagar esos créditos como segunda matrícula, sino como primera. El coste de esta medida se estima en unos 3,1 millones de euros.

La bajada de tasas y la prórroga extraordinaria de matrículas va a suponer que cada estudiante de grado de la Universidad de Zaragoza se ahorrará una media 173,17 euros. Respecto a las tasas, el coste medio de cada crédito de grado es de 18,80 euros y tras la aminoración de precios se reducirá hasta los 18,03.

En el caso de los grados de mayor precio por su alta experimentalidad, como son Bellas Artes, Biotecnología, Fisioterapia, Enfermería, Arquitectura o Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, se pasará de pagar 23,39 euros el crédito a 21,30 en primera matrícula, y de 37,45 euros a 35, en segunda. Por otra parte, el próximo curso no se van a incrementar los precios para los máster, doctorados y otras titulaciones.

EXENCIÓN DE MATRÍCULA

Gobierno de Aragón y Universidad de Zaragoza también han acordado la exención total del pago de precios públicos para aquellos perceptores del ingreso mínimo vital entre los meses de junio y diciembre que no hayan podido beneficiarse de las becas del Gobierno central por superar los umbrales de renta y patrimonio.

También se reforzará el sistema de becas, añadiendo un programa específico para ayudar a quienes se han visto más afectados por la crisis generada por la pandemia y evitar así que haya una generación que no pueda empezar sus estudios por culpa de esta situación extraordinaria.

Para eso, se formalizará en breve un convenio entre el Departamento de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento y la UZ que recogerá las condiciones y requisitos para poder solicitar las nuevas ayudas.

Esta nueva línea, recogida en el Decreto Ley de Medidas Urgentes que impulsan la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Económica y Social de la Comunidad, supone que las becas rector-Gobierno de Aragón pasarán de los 600.000 a los 900.00 euros de dotación.

DECRETO

La propuesta de precios públicos ya ha recibido el visto bueno del Consejo Social de la Universidad y el Ejecutivo autonómico tiene previsto aprobarla a través de un decreto de precios públicos "en los próximos días" en Consejo de Gobierno, ha avanzado la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento del Gobierno de Aragón, Maru Díaz.

Díaz ha explicado que todas estas medidas se han adoptado en un contexto de crisis económica derivada de la pandemia de la COVID-19 que tienen como finalidad "proteger" a los estudiantes, que son la "columna vertebral del sistema universitario", para que "ninguno se quede atrás". Igualmente, pretenden evitar "frustrar vocaciones" por la falta de recursos económicos y que la sociedad "pierda talento", ha detallado.

Según ha dicho, diferentes estudio reflejan que los estudiantes universitarios y jóvenes de esas edades se han visto perjudicados por el confinamiento sufriendo estrés, miedo o angustia, además de que hay quienes no han tenido espacios adecuados o medios para desarrollar sus estudios.

Por esto, entre otras cosas, han acordado darles una "segunda oportunidad" y contribuir a que todos los alumnos pueda afrontar sus estudios en condiciones de igualdad, ha manifestado la consejera, que ha remarcado el "esfuerzo y compromiso conjunto" de ambas instituciones "para garantizar el acceso universal de todas las personas a los estudios superiores".

Díaz ha indicado que la estimación de fondos que se van a destinar a estas nuevas medidas es de unos cinco millones de euros. Ha añadido que la mayor parte de los 3,1 millones de euros destinados a no incrementar el precio de la matrícula de asignaturas suspensas se va a costear con los 2,5 millones de euros del programa '50x50', que bonifica hasta un 50 por ciento de la matrícula en función de los créditos aprobados en primera matrícula del curso anterior.

APOYAR A LOS ESTUDIANTES

El rector de la UZ, José Antonio Mayoral, ha contado que durante la pandemia mantuvo una reunión con los estudiantes, quienes le transmitieron su "inquietud" y "miedo" por desconocer cómo iba a realizarse la evaluación y por las situaciones de alumnos con problemas de conectividad y medios, que podía llevar a que no se presentaran a los exámenes.

Mayoral les transmitió "tranquilidad" y se comprometió a que las condiciones el entorno no les iban a afectar, proponiendo que no corriera convocatoria en las asignaturas suspendidas y evitando así que hubiera un elevado número de no presentados, una propuesta que el Departamento de Universidad "entendió".

Respecto al conjunto de medidas, el rector ha subrayado que persiguen que los alumnos "no se vean afectados por la pandemia", para remarcar que las becas rector-Gobierno de Aragón permiten apoyar a estudiantes que se han visto afectados por una situación económica sobrevenida sin aplicar el criterio de la Renta del año anterior.

Mayoral ha constatado que la pandemia se atiene a estas circunstancias y ha defendido "una universidad para todos, pero de calidad", motivo por el cuál ambas instituciones han hecho un esfuerzo para "ajustar partidas" que no se iban a ejecutar a causa de la COVID-19 y poder destinarlas a estas necesidades. "Queremos exprimir el presupuesto al máximo ante las inejecuciones" a que ha obligado la pandemia, ha apostillado la consejera.

Para leer más