Actualizado 12/06/2007 16:29 CET

El traslado de los restos de la antigua traída de aguas a la ciudad de Teruel comienza esta tarde

TERUEL, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El traslado de los restos de la antigua traída de aguas a la ciudad de Teruel, aparecidos en las obras de construcción de la Vía Perimetral de Barrios, comenzará esta tarde.

Por prescripción de la Dirección General de Patrimonio, los restos se trasladarán en una sola pieza de 26 metros lineales, y su peso, sumado al de la estructura metálica que la protege supone 70 toneladas.

La consejera delegada de la Sociedad Municipal Urban, Montserrat Benedicto, ha explicado que la celosía que protege los restos debe ser "flexible como para esos restos no se estropeen ni se rompan. Flexible para que en esos movimientos mínimos, porque no va a ser más que un giro de 45 grados del brazo de la grúa y se va a dejar en el lateral de la Vía".

El traslado de los restos supone una inversión de 1,1 millones de euros, que se deberán sumar a los 12,8 que supone la construcción de la Vía. Por eso, desde el Urban van a solicitar por escrito a Patrimonio, "si tiene a bien financiar lo que ha supuesto esa extracción, o una parte. Al final es dinero público, pero entendemos que si en su día ya se costeó la extracción de los alfares en la ronda, ya hay un precedente, además, estudiaremos la Ley de Patrimonio".

Benedicto ha asegurado que el plazo administrativo para el final de la actuación concluye el próximo mes de marzo, aunque si las obras siguen al ritmo actual podrían estar acabadas a finales de año.