El Tren Azul pondrá en marcha este sábado para visitar la Semana Santa del Bajo Aragón


La Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril pone en marcha un tren para visitar la Semana Santa del Bajo Aragón
ASOCIACIÓN ZARAGOZANA DE AMIGOS DEL FERROCARRIL
Publicado 19/04/2019 12:24:46CET

LA PUEBLA DE HÍJAR (TERUEL), 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías (AZAFT), por encargo del Ayuntamiento de La Puebla de Híjar y de la Asociación de Cofradías de la localidad, pondrá de nuevo en circulación el Tren Azul, recuperando el servicio de la ruta del Tren del Tambor para visitar las procesiones y actos de este Sábado Santo, día 20 de abril, en el Bajo Aragón.

El presidente de AZAFT, Carlos Abadía, ha explicado que "el Tren del Tambor circuló por primera vez en el año 1991, y durante los diez años siguientes, miles de turistas visitaron los actos de la Semana Santa del Bajo Aragón a bordo de este medio de transporte". La Puebla de Híjar inició este servicio y, este año, "lo ha recuperado", ha puntualizado.

El Tren Azul, que este año ha retomado la circulación, será el encargado de transportar el próximo sábado a un total de 220 turistas. El vehículo partirá a las 15.00 horas de la zaragozana Estación de Delicias y, durante la tarde del Sábado Santo, los viajeros podrán disfrutar de la procesión de traslado de las imágenes al calvario y del desfile de Alabarderos.

El día culminará con un evento que hace diferente la Semana Santa en la Puebla de Híjar: el 'Cese del Toque' a las 22.00 horas, acto inverso a la 'rompida de la hora', que pondrá punto y final al estruendo de tambores y bombos en el Bajo Aragón. La llegada a Zaragoza será, aproximadamente, a las 00.00 horas.

Abadía ha indicado que "el Tren Azul es un museo sobre raíles en el que se recrea la manera de viajar en los grandes expresos nocturnos de los años cincuenta y sesenta". "Dispone de coches cama, coches restaurantes, furgones de correos y un coche ministerial en el que viajaba la jefatura del Estado, los ministros y los directivos de Renfe", ha explicado.

Durante el trayecto, los viajeros podrán explorar todos los rincones de este tren y disfrutar de las explicaciones de los voluntarios de AZAFT que viajan en cada vehículo. En los furgones de correos se podrán enviar cartas ya que circulará la única oficina ambulante postal que queda en activo, utilizando sellos especiales editados para este evento.

El presidente de AZAFT, Carlos Abadía, ha subrayado que "este tipo de viajes son la única manera que tiene la asociación de dar a conocer el patrimonio ferroviario". En esa línea, ha explicado "que la actividad del sábado es, además, uno de los actos de reivindicación que AZAFT está llevando a cabo por su 40 aniversario, con el objetivo de que los políticos construyan los museos de ferrocarriles que han prometido".

La circulación del Tren Azul permite que AZAFT pueda seguir rescatando y recuperando vehículos históricos del patrimonio ferroviario aragonés. Por eso, el viaje tiene un precio de 25, 30 o 40 euros dependiendo del tipo de coche. Todos los fondos recaudados, descontados los gastos de explotación, se destinarán a la restauración de nuevos vehículos y locomotoras que en el futuro se incorporarán a su composición.