Zaragoza permitirá que operen dos empresas de patinetes con un máximo de 850 vehículo cada una


Patinetes y tranvía
Europa Press
Actualizado 13/12/2018 14:38:33 CET

Se establecerán zonas de aparcamiento en todos los distritos y la velocidad máxima será la apuntada por la DGT, de 25km/h

ZARAGOZA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Zaragoza sacará a licitación dos licencias para que operen otras tantas empresas de patinetes, por un plazo de dos años prorrogable uno más, y cada una podrá poner en la calle un máximo de 850 de estos vehículos de movilidad compartida, que serán ampliables al doble a lo largo de la vigencia del contrato, según las necesidades del servicio.

Los pliegos, que podrían sacarse a licitación a finales de año y adjudicar las licencias en primavera, recogen que las empresas adjudicatarias deberán pagar un canon de hasta 30.000 euros, según la puja, ha expuesto el consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero.

"Se introducen criterios sociales y que garanticen los derechos laborales de los trabajadores de las empresas para que todos tengan un contrato indefinido y los empleados de la recarga eléctrica de los patinetes estén dentro de una regulación y no como ahora que está al margen de la regulación laboral", ha detallado.

Cubero ha justificado esta regulación después de que el pasado mes de septiembre varias empresas "soltaron patinetes sin control". El Ayuntamiento ha considerado necesario actuar y "asegurar la utilización del espacio público y los derechos de los usuarios de los patinetes y también de la vía pública", ha señalado.

Precisamente, ha explicado que uno de los objetivos es garantizar el derecho de los usuarios y una condición es que en todos los distritos haya patinetes y que no ocurra como con el Bizi.

Otro planteamiento es que las empresas habiliten un número de teléfono gratis para comunicar incidencias y se introducen criterios medioambientales en los vehículos de recogida de patinetes que serán de emisiones cero.

"Es un fenómeno que puede tener una gran potencialidad en la movilidad compartida, pero regulada, con criterios sociales, laborales y medioambientales; es necesario evitar el perjuicio de los monopolios y que no sea volumen numeroso para que no concurra una excesiva ocupación del espacio público", ha esgrimido.

25KM/H

La concejal de Movilidad y Medio Ambiente, Teresa Artigas, ha detallado que en cuanto se adjudiquen las licencias, si algunas de las cuatro empresas que operan en Zaragoza no resultan elegidas tendrán que retirar los patinetes de las calles.

Artigas ha explicado que se después de tres meses de testear este tipo de movilidad, junto a las de motos compartidas y las bicicletas eléctricas, se ha optado por regularlo mediante un sistema que "será flexible", en referencia al número de vehículos de movilidad compartida que puedan circular por las calles.

Ha contado que en el pliego se establecen puntos de estacionamientos en los distritos y que sean espacios físicos que no obstaculicen la movilidad peatonal y que los decidirá el Ayuntamiento. Serán similares a las áreas de motos que tienen pintada y señalizada la zona de aparcamiento.

Ha informado de que se elabora un estudio sobre los emplazamientos más idóneos y se iniciará en el Casco Histórico al ser el espacio que ofrece más acogida o salida de estos desplazamientos. Los patinetes no podrán obstaculizar las aceras estrechas o estar pegados a las fachadas porque afectaría a la movilidad de las personas invidentes.

Este aspecto, junto a la velocidad se regularán en una Ordenanza de Vehículos de Movilidad Personal (VMP) que está en fase de consulta, que termina la próxima semana, y también definirá el lugar por el que se deben circular. Tras someterse a información pública se podría aprobar en marzo, ha estimado Artigas.

En este sentido, ha avanzado que la velocidad máxima a la que podrían circular sería la que recomienda la Dirección General de Tráfico (DGT) de 25 kilómetros por hora en núcleos urbanos y ha confiado en que la normativa estatal se apruebe cuanto antes para poder trasladarla a la ordenanza municipal. Asimismo, el seguro de responsabilidad civil será obligatorio, como en la actualidad.