ZEC propone bajar el IBI hasta el 12% y compensar los 4 millones de pérdida al incorporar nuevas viviendas

Fotos Rivarés 2
EUROPA PRESS
Publicado 07/09/2018 15:29:58CET

Confía en el apoyo de PSOE y CHA porque "no se entendería que la izquierda no quiera bajar impuestos a la gente"

ZARAGOZA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno municipal de Zaragoza en Común (ZeC) en el Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado el proyecto de ordenanzas municipales para 2019 que recoge una bajada del tipo impositivo general del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) del 0,64 al 0,42, lo que supondrá que el recibo de este impuesto en viviendas, locales, pequeños comercios, talleres e industrias disminuirá entre un 3 y un 12%.

Esta reducción conllevará una rebaja de los ingresos en torno a los 4 millones de euros que se suplirán con la incorporación de nuevas unidades urbanas, ha precisado el consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés.

Asimismo, se defiende subir el límite del valor catastral para gravar el uso del almacén en los casos en que su valor supere los nueve millones de euros. De esta manera, se "corrigen los efectos" de las presentes ordenanzas en algunas comunidades de garajes que no estaban con la titularidad segregada (diferenciando garajes y trasteros) y superan el valor de un millón de euros.

En el uso diferenciado para industrial sigue el tipo en el 0,74 para los inmuebles que superan el millón de euros de valor catastral, y baja a 800.000 euros el límite de gravar más los usos de grandes superficies comerciales, oficinas y otros. De este modo, un centro comercial cuyo valor catastral esté en 850.000 euros pagará un IBI con un tipo del 0,99. "Esta modificación obedece a la idea de que quien más tiene más impuestos debe pagar", ha señalado Rivarés.

ESFUERZO FISCAL

Este proyecto de ordenanzas fiscales "está en consonancia" con el objetivo de favorecer a los pequeños y medianos negocios, comercios o locales donde se desarrolla una actividad económica. De esta forma, de los 28.172 inmuebles destinados al comercio, a 27.805 (el 98,6 por ciento) se le bajará el recibo en torno al 9 por ciento de media y casi un 10 por ciento a los talleres o locales destinados a la industria.

En Zaragoza se contabilizan 508.038 inmuebles y de ellos sólo 1.113, los que tienen un valor catastral superior a los 800.000 euros, son los que van a tributar más para que se puedan bajar los demás. El Gobierno pretende así aplicar un mayor esfuerzo fiscal al 0,2 por ciento de los inmuebles, favoreciendo al 99,7 por ciento de los ciudadanos y ciudadanas de Zaragoza, ha abundado Rivarés.

Estas reformas van a suponer una merma de ingresos de 4 millones de euros que son asumibles por la Administración local debido a varios factores. Se han saneado las cuentas municipales y no hay que asumir más deudas por sentencias judiciales que han supuesto en los últimos dos años más de 100 millones de euros, se han puesto al día los pagos con los proveedores, especialmente las grandes contratas de transporte, limpieza y recogida de residuos y, además, se cuenta con un aumento de la base fiscal por nuevos inmuebles que se incorporarán en el 2019.

BAJADA PROGRESIVA DEL IBI

Desde 2016, Zaragoza ha bajado el tipo del IBI desde el 0,64 al 0,42. Para el conjunto de viviendas e inmuebles que suponen el 99,8 por ciento de las existentes en la ciudad (incluidos bares, comercios, oficinas, o negocios situados en los bajos o en los pisos porque tiene la misma consideración que las viviendas con las que comparten edificio).

Esto supone una rebaja de tipo del 35 por ciento en esta legislatura, ha enfatizado Rivarés. "De esta manera se ha conseguido paliar la aplicación de la revisión catastral llevada a cabo por el Estado en 2012 y que supuso que viviendas en los barrios más modestos, como la calle Leyva, en Oliver, Sobrarbe en el Rabal, Miguel Servet en Las Fuentes o Pablo Gargallo en La Almozara, subieran una media del 150 por ciento su valor catastral".

La nuevas ordenanzas fiscales que el Gobierno quiere aplicar en 2019 situarán a Zaragoza como la ciudad con el tipo más bajo en aplicación del IBI de todas las capitales de provincia españolas al pasar de la posición 49 a la 52.

DISMINUCIÓN DEL VALOR CATASTRAL

El Ayuntamiento de Zaragoza solicita en enero de 2018, por segunda vez, la actualización de los valores catastrales para 2019 de conformidad con lo dispuesto en la Ley del catastro a la Dirección General del Catastro dependiente del Ministerio de Hacienda, al considerar que los valores catastrales en la ciudad estaban, de promedio, por encima del 50 por ciento del valor de mercado.

Se aceptó una rebaja del 7 por ciento y ahora esta rebaja, pendiente para su aplicación de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, afectará a todos los inmuebles de la ciudad independientemente de su uso y valor. Como consecuencia de la bajada de estos valores catastrales, también bajarán otros impuestos locales.

Rivarés ha destacado que con esta propuesta se favorece a los pequeños y medianos negocios, comercios y locales con actividad económica. De los 28.172 inmuebles que se dedican al comercio, a 27.805 (98,6%) se le baja una media del 9% y una media del 10% a talleres y locales dedicados a la industria.

Por otro lado, ha lamentado que exista la "dolorosa" exención fiscal que se deriva del Concordato entre el Estado y la iglesia Católica para inmuebles de culto y otros, como Polideportivos, y para lo que se acogen a la Ley de Fundaciones. En total supone una merma recaudatoria para Zaragoza de 4,2 millones de euros. "Que el Estado asuma esa compensación a los ayuntamientos porque no tenemos por qué sufrir una ley que no es nuestra y no compartimos".

CONSENSO

"Nunca ha habido consenso, sino mayorías. No ha habido negociación porque a pesar de mis peticiones de mayo el PSOE y CHA, con quienes debo hablar dijeron que no querían negociar", ha resumido Rivarés la situación.

No obstante, ha considerado que las ordenanzas fiscales "pueden salir porque defienden la justicia social y el reparto que defiende el PSOE y CHA y hay un acuerdo tácito de corregir ese error que se escapó que gravaba a los garajes no segregados".

"No se entendería que las izquierdas se nieguen a bajar entre el 3 y 12 por ciento el IBI a la gente y que paguen lo mismo los de inmuebles de 800.000 euros de valor catastral porque hay una compensación ante una pérdida aparente".

"Qué tendrán que ver las sociedades con las ordenanzas y los presupuestos. Porque se propone bajar IBI y sacar más dinero de los que más tienen. Como excusa no me cabe en la cabeza", ha dicho Rivarés sobre el conflicto con la oposición respecto a la representación en las sociedades y el recurso ante el Tribunal Constitucional.

"TIMORATA"

El portavoz del grupo municipal de CHA, Carmelo Asensio, ha tildado de "timorata y conservadora" la propuesta de ordenanzas fiscales de ZeC y ha pedido avanzar en progresividad.

"Estudiaremos las ordenanzas y haremos propuestas en votos particulares porque si se hubiera devuelto la normalidad a las sociedades el acuerdo desde la izquierda habría sido más fácil".

El portavoz del grupo municipal del PSOE, Carlos Pérez Anadón, ha dicho que cuando dispongan del texto darán a conocer su opinión", pero ha recordado que la discusión sobre las ordenanzas fiscales es limitada. Asimismo, ha dejado claro que "no se ha detectado voluntad de negociación por parte del Gobierno".