Actualizado 08/01/2007 18:05 CET

Innova.-El Principado se sitúa como "polo emergente" en el mapa de las empresas de investigación biotecnológica

OVIEDO, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Principado de Asturias se sitúa como "polo emergente" en el mapa de las empresas de investigación biotecnológicas de España, junto a Canarias y Baleares, según el último informe publicado por la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), en el que se analizan las 538 compañías que realizaron actividades de investigación biotecnológica en 2005, de las cuales, 120 tienen la biotecnología como actividad exclusiva.

El estudio, en el que el Principado de Asturias, con un 3,25%, ocupa un octavo puesto, destaca, también, la perdida de peso relativo de algunas de las comunidades tradicionalmente más activas como Madrid o Valencia.

El avance asturiano en el desarrollo de empresas y proyectos de biotecnología se debe en parte al apoyo que el Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI), ubicado en Llanera, presta a los emprendedores de la región.

En esta línea, el CCEI desarrolla en el Principado la tercera edición de 'BioANCES' , que también se realiza a nivel nacional. Su objetivo es difundir las posibilidades de la biotecnología y fomentar el bioemprendedurismo. Se trata de un programa específico y pionero de apoyo a la creación de empresas del sector de la biotecnología. La iniciativa, financiada por el Ministerio de Educación y Ciencia, e impulsada por ANCES (Asociación Española de CEEIs), cuenta con el aval de la Fundación Genoma España (socio tecnológico).

'BioANCES' se dirige a investigadores, profesionales, universitarios, doctorándoos y estudiantes de carreras de 'Ciencias de la Vida' que quieran iniciar un proyecto empresarial a partir de una idea de negocio original en el ámbito de la Biotecnología.

En Asturias, el CEEI gestiona el programa y realiza acciones de divulgación y difusión de las potencialidades económicas de la biotecnología. Asimismo, acompaña a los bioemprendedores a lo largo de todo el proceso para que transformen sus pensamientos científicos en las empresas que están llamadas a ser "las protagonistas de la industria del presente siglo".

Una vez que el bioemprendedor contacta con el CEEI, su idea de negocio es valorada de manera confidencial por un grupo de expertos de Genoma España. A continuación, se inicia el itinerario que comprende formación en temas de gestión empresarial, asesoramiento y desarrollo de planes de negocio, búsqueda de financiación, apoyo en la puesta en marcha y soporte en las acciones de arranque de actividad.

BIOIDEAS QUE SON EMPRESAS

Como resultado de las dos ediciones anteriores, en el Principado, figuran ocho iniciativas biotecnológicas, de las cuales dos, ENTRECHEM S.L y DROPSENS S.L, son hoy una realidad empresarial.

La empresa 'Entrechem' ofrece productos y servicios principalmente a la industria farmacéutica. Su objetivo es obtener intermedios farmacéuticos, productos de química fina y principios activos. Para su director, Francisco Morís, "históricamente los científicos españoles han vivido aislados del mundo real" -entendido éste como las empresas-. Ahora, hay una "gran oportunidad" en el sector de las EIBTs y va a crecer más, afirmó.

La motivación personal de intentar repetir el "modelo americano" que vivió en Estados Unidos y la existencia en España de un ambiente "más favorable" hacia el desarrollo de este tipo de compañías, animaron a este químico gijonés a emprender. Para hacer realidad su proyecto empresarial, contó con el acompañamiento del CEEI y el apoyo financiero de la SRP, la Fundación Genoma España y el CDTI (programa NEOTEC).

Por su parte, la actividad de 'Biozell' consiste en la aplicación de técnicas de genética molecular para la identificación de individuos, especies y agentes causantes de enfermedades, como pruebas de detección de virus; determinación de paternidades biológicas; o control del fraude alimentario, entre otras. La gerente de esta empresa asturiana, Consuelo Fernández Llavona, señaló que aplica "potentes" métodos de genética molecular "no disponibles" en los laboratorios de análisis convencionales.

El equipo promotor de 'Biozell' estableció contacto con el CEEI tras presentar su bioidea al 'Premio al Mejor Proyecto Empresarial Universitario'. Recibir el tercer premio en octubre de 2002, fue el impulso necesario para constituir una empresa que, en enero de 2003, iniciaba su actividad. Aún hoy cuentan con el acompañamiento del CEEI para detectar y presentar solicitudes de ayuda, perfilar los objetivos de la empresa y conseguir su consolidación.