Actualizado 04/07/2015 01:09 CET

Agroganadería pone en marcha una bolsa de arrendamientos rústicos en Asturias

Rueda de prensa de María Jesús Álvarez
GOBIERNO DEL PRINCIPADO

OVIEDO, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Agroganadería y Recursos Autóctonos, María Jesús Álvarez, ha presentado este domingo en la Feria del Campo y de las Industrias Agrícolas, Ganaderas, Forestales y Pesqueras (Agropec) la bolsa de arrendamientos rústicos que ha puesto en marcha su departamento a través del Banco de Tierras.

Esta iniciativa "permitirá poner en contacto a propietarios de tierras con arrendatarios, garantizará estabilidad en los contratos y favorecerá que las fincas queden en buenas condiciones agrarias y medioambientales cuando finalicen los arrendamientos", según indican desde el Gobierno del Principado.

En este sentido, Álvarez ha explicado que el uso de la bolsa de arrendamientos rústicos "no implicará gastos ni para el propietario ni para el arrendador, porque será la administración del Principado la que ejercerá el servicio de intermediación a través del Banco de Tierras". Además, se podrá acceder a este recurso tanto de forma presencial como telemática, por medio de la página www.asturias.es, para consultar qué fincas están en la bolsa y en qué condiciones.

La titular de Agroganadería ha señalado que "es preciso movilizar suelo para las explotaciones ganaderas que necesitan base territorial para disminuir sus gastos en compra de piensos y forrajes, ampliar superficie para nuevas instalaciones o dar una orientación más agrícola del sector primario asturiano".

María Jesús Álvarez ha indicado que, partiendo de la realidad de que existen tierras que están infrautilizadas o abandonadas, el Principado pone en marcha esta nueva herramienta "que permite una gestión gratuita del proceso de arrendamiento y depósitos de contratos y ofrece un servicio de información y asesoramiento técnico y jurídico, al tiempo que fomenta el arbitraje como medio de resolución de conflictos".

Las fincas que integren la bolsa de arrendamiento pueden ser tanto de propiedad pública (del Estado, a través de convenios de colaboración, del Principado o de los ayuntamientos), como fincas rústicas privadas en general, excluidas las forestales y explotaciones agrarias, además de las procedentes del cese anticipado en la actividad agraria.

Por otro lado, la consejera se ha referido al programa de permutas de fincas rústicas que desarrolla el Banco de Tierras, que también pretende movilizar terrenos y reestructurar las explotaciones agrarias afectadas por el minifundismo.

Así, ha explicado que el programa de permutas de fincas rústicas consiste en fomentar el intercambio de parcelas entre los propietarios con el objetivo de eliminar las denominadas enclavadas (que están en medio de otra propiedad), suprimir servidumbres de paso o reestructurar explotaciones concentrando o aumentando la superficie con colindantes.