Actualizado 23/06/2009 16:44 CET

Avelino Viejo ve "incorrecciones" en la cuenta general del Principado de 2007, pero afirma que no hay ilegalidades

El PP dice que el informe de la Sindicatura constata que el Principado sigue cometiendo "tropelías" con dinero público

OVIEDO, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El síndico mayor, Avelino Viejo, dijo hoy que la cuenta general del Principado correspondiente a 2007 incluye "anomalías" e "incorrecciones", algunas repetidas de otros años. Sin embargo, explicó que del análisis de la cuenta no se desprende ninguna deficiencia significativa que impida señalar que refleja fielmente el ejercicio y que, con caracter general, "se han cumplido los requisitos legales".

Avelino Viejo compareció hoy en la Comisión de Economía y Hacienda de la Junta General del Principado de Asturias (JGPA), en relación con el informe definitivo de la Sindicatura de Cuentas sobre la Cuenta General del Principado de Asturias del ejercicio económico 2007. En su comparecencia, Viejo fue dando respuesta a las preguntas de los diputados del PP Agustín Cuervas-Mons, Ramón García Cañal y Alejandra Cuétara sobre distintos aspectos del informe.

El documento señala, en materia de contratación administrativa, que en los expedientes de contratos de obra "no se acreditan las razones que justifican la opción del concurso como forma de adjudicación". Además, la Sindicatura señala que los pliegos de los contratos por concurso, con carácter general, incluyen criterios de adjudicación que en unos casos carecen de objetividad o su valoración depende de juicios de valor de los técnicos informantes.

Viejo rechazó realizar "apreciaciones subjetivas" sobre este asunto, y dijo que la calificación oficial de la Sindicatura es la que consta en el informe. Además, explicó que la función de la Sindicatura es hacer informes, además de formular propuestas y recomendaciones, pero que no son vinculantes. "La Sindicatura es un órgano técnico y de apoyo, el resto excede de nuestro mandato", apuntó.

Explicó que el órgano fiscalizador ha constatado debilidades, algunas reiteradas de otros años. No obstante, comentó que algunas tienen más que ver con la forma que con el fondo. En todo caso, insistió en que no se aprecia indicios de responsabilidad contable en la cuenta general de 2007.

En cuanto a las limitaciones para el desempeño de su labor con las que se ha encontrado el tribunal de cuentas asturiano, Avelino Viejo admitió que algunas vuelven a producirse un año más, pero que otras parece que van corrigiéndose.

FONDOS MINEROS

Viejo también aludió a las referencias del informe a los fondos mineros, cuando dice que no existe una contabilidad adecuada de los gastos con financiación afectada, el síndico mayor explicó que, dada la complejidad de los fondos mineros, que incluyen programas plurianuales, sería más adecuado un sistema que clarificase las posibles desviaciones, en sentido positivo o negativo.

Aclaró que la Sindicatura no ha constatado que los recursos para fondos mineros hayan tenido otro fin, ni cree que corran peligro de hacerlo. Apostó así por la habilitación de un módulo informático que permita registrar mejor esas desviaciones en el remanente, "lo que no significa que actualmente no haya controles".

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Sin embargo, la diputada del PP, Alejandra Cuétara, dijo que el informe era la constatación de "ilegalidades" y de que el Gobierno del Principado está cometiendo "tropelías" con dinero de todos los asturianos, algo que ya fue puesto de manifiesto por el Tribunal de Cuentas antes de la creación de la Sindicatura.

Cuétara así puso como ejemplo las manifestaciones del informe relativa a la contratación, en la que señala que el método que ha de usarse ha de ser el de la subasta. "De los 24 contratos analizados en 2007, 16 fueron por concurso, y además 12 se saltaron a la torera el principio de objetividad", apuntó.

En todo caso, el PP dijo que hacías suyas las conclusiones del informe de la Sindicatura y que las "defendería" en la Junta General del Principado. "Sólo hay un criterio, el que marca la ley; lo demás son trampas", sentenció Cuétara.

Por su parte, el diputado del PSOE, Álvaro Álvarez, destacó el "espíritu constructivo" de la Sindicatura y dijo que era una buena oportunidad para que el Gobierno siga avanzando en procedimientos de gasto y contabilidad pública.

SESPA

Insistió en que no hay ilegalidades ni responsabilidad contable, aunque reconoció que los procedimientos pueden ser "mejorables". En cualquier caso, Álvaro Álvarez consideró que pueda haber alguna diferencia como algo normal, dado que se miden dos organismos, uno que tiene que atender la gestión diaria con la máxima eficacia (Principado), y un organismo que tiene la competencia de analizar serenamente la gestión publica (Sindicatura).

El informe de la Sindicatura también hace referencia al Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) señalando que las obligaciones del presupuesto liquidado en 2007, de 1.362 millones, se encuentran infravaloradas en un importe comprendido entre 72 y 86 millones por compras de bienes y servicios, y 22 millones por gastos de personal.

A este respecto, el diputado socialista Álvaro Álvarez dijo que es indudable que el Sespa tiene "muchas deficiencias en la gestión" arrastradas de años anteriores. Sin embargo, destacó que el Gobierno está realizando un esfuerzo muy importante para corregir esa situación, por ejemplo sometiendo a concurso muchos procesos, algo que antes no se hacía. "Habrá que plantearse también el control del gasto", añadió el diputado socialista.