Actualizado 28/12/2016 16:14:16 +00:00 CET

El Ayuntamiento flexibiliza su normativa de terrazas

Calle Gascona, en Oviedo
EUROPA PRESS

OVIEDO, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) ha publicado este miércoles la aprobación definitiva de la modificación de la ordenanza reguladora de la instalación de terrazas de hostelería en la vía pública, un cambio que entrará en vigor el 1 de enero y que evitará que unos 60 establecimientos hosteleros tengan que desmontar sus instalaciones cerradas permanentes, las llamadas terrazas de tipo B, para adaptarse a la anterior normativa.

Según ha informado el Ayuntamiento a través de una nota de prensa, la anterior ordenanza, impulsada por el PP, no prevía alternativas que combinaran el mantenimiento de estructuras fijas con los avances en materia de accesibilidad.

"La norma aprobada por los populares obligaba a levantar este tipo de estructuras a partir del 1 de enero de 2017, lo que afectaba sobre todo a calles como Gascona, Manuel Pedregal (la llamada Ruta de los Vinos) o la plaza de Pedro Miñor, entre otras zonas de la ciudad", han explicado desde el consistorio a través de una nota de prensa.

Con la flexibilización de la normativa impulsada por el gobierno municipal, y su entrada en vigor en enero, estos establecimientos tendrán una moratoria hasta el 30 de septiembre para ajustar sus instalaciones a las nuevas prescripciones técnicas, que obligan a convertir las estructuras en desmontables y a garantizar la accesibilidad universal.

Las terrazas de tipo A, abiertas, podrán también ajustarse a las nuevas condiciones, más flexibles y que permitirán ampliaciones, por ejemplo, en las calles que no estén en zonas protegidas.

"Hemos hecho un enorme esfuerzo de diálogo y de gestión para buscar el interés general en el uso del espacio público, y estamos satisfechos de que la tramitación administrativa, compleja, haya permitido llegar a tiempo para evitar trastornos a los establecimientos afectados a la par que blinda todos los avances conseguidos en materia de accesibilidad", ha dicho el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo.

Ha añadido que con la nueva normativa municipal se generaliza la obligación de que todos los elementos de las terrazas (sillas, mesas, bancos, reposa vasos o toneles) cumplan el principio de accesibilidad universal, es decir, puedan ser utilizados por todos los ciudadanos y ciudadanas, poniendo fin a la exclusión en el uso del espacio público. Con la modificación se permite, además de extender las terrazas superando el ancho de la fachada, la adaptación de los pórticos de las terrazas tipo B para que permiten un diseño y solución urbana compartida entre varios establecimientos.