Ciencia contará con un presupuesto de 228,09 millones en 2023, enfocado a aumentar la inversión en I+D+i

El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, presenta en Avilés el presupuesto de su consejería para 2023.
El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, presenta en Avilés el presupuesto de su consejería para 2023. - GOBIERNO DE ASTURIAS
Publicado: martes, 6 diciembre 2022 11:28

   OVIEDO, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad del Gobierno asturiano, Borja Sánchez, ha presentado este martes el proyecto de presupuestos de su departamento para 2023, que contará con 228.094.247 euros, un 7,8% más que este año. A su juicio, estas cuentas, junto con la futura Agencia de Ciencia y el contrato-programa con la Universidad de Oviedo constituyen "el punto de inicio hacia las convergencia regional con los niveles de inversión europeos en I+D".

   La Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad destinará en el presupuesto para 2023 más de 43,7 millones a programas de I+D+i, con especial atención al estímulo de la inversión del sector privado en investigación y desarrollo tecnológico, según ha informado el Principado en nota de prensa. Sánchez ha elegido Avilés para informar sobre las principales líneas de actuación de su consejería, dado que se trata de uno de los concejos en los que se moviliza gran parte de la I+D+i regional, especialmente en la vertiente empresarial y de centros tecnológicos.

   Las cuentas de Ciencia para 2023 ponen el foco en la investigación y la innovación como motor del desarrollo regional, en sintonía con la nueva Estrategia de Especialización Inteligente (S3) y con la vista puesta en la Agencia de Ciencia, Competitividad Empresarial e Innovación.

   En este marco, algo más de 36 millones se destinarán a programas de I+D+i para potenciar la innovación empresarial y la ciencia de excelencia. Esta partida cubrirá las convocatorias gestionadas por el Instituto de Desarrollo Económico del Principado (Idepa) y por la Fundación para el Fomento en Asturias de la Investigación Científica Aplicada y la Tecnología (Ficyt). Además, la Dirección General de Universidad cuenta con 8 millones para programas de personal investigador y otros complementarios.

   En total, se movilizarán 43,7 millones para incentivar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación en Asturias con proyectos, convocatorias competitivas y aportaciones a entidades de investigación y centros tecnológicos.

POLOS INNOVADORES Y COLABORACIÓN PÚBLICO-PRIVADA

   Como acciones singulares, la consejería apuesta por los polos de innovación y programas estratégicos de colaboración público-privada vinculados en algunos casos a los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) y al Fondo de Transición Justa, con los que se persigue incentivar la I+D+i en todo el territorio.

   Las cuentas incluyen algo más de 10 millones para propuestas de desarrollo de un polo inteligencia artificial y economía del dato, dotado con tres millones; proyecto AgroCarrio, para impulsar la agroalimentación vinculada al aprovechamiento de antiguas explotaciones mineras, con una inversión de 100.000 euros; polo de innovación y competitividad en Navia, que implica a las empresas de la zona, la Universidad de Oviedo y el Ayuntamiento, con una dotación inicial de 100.000 euros; programa Misiones Científicas y actuaciones complementarias del plan de I+D+i, que en conjunto suman 2,7 millones; puesta en marcha de un observatorio de biodiversidad y cambio climático, con algo más de un millón; desarrollo de una planta experimental para pruebas e investigación sobre el hidrógeno verde en la reducción de emisiones de CO2, con un presupuesto de 2,4 millones para 2023; y Hub Agroalimentario, con cerca de un millón, que estará gestionado por el Serida, en Villaviciosa.

REACTIVACIÓN DE LA I+D+I EMPRESARIAL

   A estos proyectos se suman las partidas destinadas a impulsar la investigación e innovación empresarial, que crecen respecto a este ejercicio y superan los 11,6 millones. Los centros de I+D de grandes compañías contarán con 3,4 millones, lo que implica un incremento del 13,3%. También aumenta la dotación para financiar proyectos que favorezcan la innovación empresarial, una convocatoria que cada año sube en solicitudes y que para el próximo año contempla 6,4 millones.

   Del mismo modo, se incrementa también la partida para la creación y consolidación de empresas de base tecnológica (EBT), concretamente un 12%, hasta los 1,8 millones.

   La Dirección General de Universidad, con una dotación de 172,7 millones, es el capítulo con mayor presupuesto y aumenta un 8,3% respecto a este ejercicio. La Universidad de Oviedo absorbe la mayor parte de los fondos. El nuevo contrato programa abre "un escenario histórico" para la institución académica y garantizará su estabilidad presupuestaria por seis años, prorrogables otros cuatro. El proyecto recoge una aportación ordinaria de 157,2 millones (un 11,7% más), que incluye la compensación de costes por la congelación de las tasas universitarias, una partida de 3,1 millones para financiación por objetivos y 1,6 millones para el plan de inversiones. A estas partidas hay que añadir las aportaciones para becas, ayudas y otras convocatorias.

APOYO AL TALENTO INVESTIGADOR

   El presupuesto para 2023 tiene en cuenta el impulso a la carrera investigadora. Así, la Ficyt gestionará 8,6 millones para continuar el desarrollo de su plan plurianual, con convocatorias que incluyen el fomento de las vocaciones científicas y los programas Margarita Salas, Asturias o Jovellanos y ayudas a grupos de investigación, entre otros, puestos en marcha en 2021.

   La financiación destinada a contratos de investigadores predoctorales es otra de las líneas destacadas, con 5,7 millones, que cubren las cinco convocatorias del Programa Severo Ochoa en vigor.

   Por otro lado, el capítulo de telecomunicaciones crece un 22% y se sitúa en 17,5 millones. Dentro de esta sección, se incluye una cuantía de algo más de siete millones de fondos europeos para la mejora de la digitalización de edificios y competencias digitales. Destaca la apuesta por los Centros de Dinamización Tecnológica Local (CDTL) como laboratorios de innovación social, siguiendo la senda ya iniciada. Para ello, 1,8 millones se dedicarán a que los municipios de menos de 20.000 habitantes desarrollen programas vinculados al uso de la tecnología 5G y otras herramientas que favorezcan la transformación económica en el área rural.

Más información