Actualizado 03/10/2015 19:52 CET

La concejala de Hacienda cree que IU y PP no están considerando la liquidación en los presupuestos

OVIEDO, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La concejala de Hacienda del Ayuntamiento de Avilés, Raquel Ruiz, ha rechazado las consideraciones de PP e IU sobre los presupuestos municipales porque no están teniendo en cuenta la liquidación.

   En una nota de prensa, ha respondido a las primeras consideraciones de PP e IU sobre la propuesta fiscal del Gobierno municipal para 2016.

   Según Ruiz, ambos partidos "realizan un proyecto de previsión presupuestaria que no tiene en cuenta, como nosotros sí estamos haciendo, la liquidación real de ingresos de 2015: es el dato que debe servirnos de referencia  a todos, pero fundamentalmente al Gobierno, para no hacernos trampas y conseguir cubrir el aumento de gastos a través de mayores ingresos".

   La concejala entiende que la propuesta del PP y de IU de establecer un tipo por debajo de la propuesta del Gobierno municipal "no garantiza los ingresos suficientes para cubrir las necesidades de gasto público para el ejercicio que viene". "Si nosotros proponemos el  0,073, lo hacemos consecuentemente porque este es el tipo de gravamen capaz de garantizar este ingreso y a la vez amortiguar la subida del Valor Catastral. De no llegar a un acuerdo, se mantendría el  0,074 actual y los recibos del IBI subirían el 8%", ha matizado.

   Además, puntualiza que la previsión de gastos para 2016 no se cubre "congelando los impuestos" como afirma el edil del PP. Hay que diferenciar lo que son los tasas y precios públicos -que no aumentarán porque nos hemos comprometido a congelarlos-, de los impuestos, entre los que se encuentra el IBI, nuestra principal fuente ingresos.

   Ha insistido también en su "compromiso con la plantilla municipal, que  peligraría con la propuesta de establecer un tipo para el IBI inferior al 0,073, ya que no llegaríamos a cubrir el aumento ineludible de un millón de euros en el capítulo I al que tenemos que hacer frente por dos motivos inexcusables: el reembolso de la paga extra que el gobierno central del PP suprimió en 2012 a los funcionarios, y el aumento salarial del 1% para toda la plantilla".

Para leer más