Publicado 24/02/2021 14:43CET

Decae una moción Vox para recuperar la normalidad en Atención Primaria con críticas de otros grupos a su programa

OVIEDO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Pleno de la Junta General del Principado de Asturias ha desestimado este miércoles, con 26 votos en contra y 19 a favor, una moción de Vox que pretendía "la recuperación inmediata de la normalidad en la Atención Primaria en Asturias".

Ciudadanos, PSOE, Podemos e IU orientaron las intervenciones hacia la crítica al programa electoral de Vox que, señalan, va en dirección contraria a este tipo de iniciativas ya que rechaza que las competencias sanitarias sean autonómicas o que el acceso al sistema sanitario sea universal y gratuito.

La moción fue defendida por la diputada de Vox Sara Álvarez Rouco, para quien deben corregirse cuanto antes las listas de espera que "desesperan" a los usuarios y los llevan a la sanidad privada.

La propuesta, que contó con el respaldo insuficiente de Foro, PP y Ciudadanos, también planteaba la elaboración de un plan de choque de Atención Primaria y la puesta en marcha "de una acción decidida para hacer de Asturias un destino atractivo para los sanitarios, fomentando el empleo de calidad con contratos de larga duración, identificando especialmente los puestos de trabajo de difícil cobertura, eliminando las trabas de compatibilización y contemplando incentivos específicos".

Adrián Pumares (Foro) respaldó la propuesta incidiendo en la urgencia de que los pacientes puedan optar entre teleasistencia o asistencia presencial en Atención Primaria, así como en reducir las listas de espera, mencionando el incremento de un 10% de los seguros privados en Asturias frente al 5% de la media nacional.

Por su parte, la diputada del PP Beatriz Polledo, recordó que su partido ya presentó en la Cámara iniciativas en el mismo sentido ante la "necesidad de reforzar" la Atención Primaria de la comunidad autónoma para cubrir las necesidades de los usuarios. "Es crucial y la epidemia lo ha puesto de manifiesto", ha añadido.

Especialmente crítica con Vox ha sido la diputada de Ciudadanos, Laura Pérez Macho, que pese a explicar que su grupo votaría a favor por estar de acuerdo con el planteamiento de la moción, recriminó que sea una copia de iniciativas planteadas ya por PP y Ciudadanos, por esa "derechita cobarde" y esa "veleta naranja", como desde Vox denominan a ambas formaciones.

Así, Pérez Macho dijo "desconfiar" de "los populismos" y los partidos que "quieren terminar con los consensos y con el estado de las autonomías" y luego presentan iniciativas "para mejorar un sistema descentralizado" porque, cree, se trata de un "proceso de blanqueamiento". Así, ha animado a Vox a llevar a la Junta sus propuestas electorales para que la población las conozca en lugar de copiar a "la derechita cobarde y la veleta naranja".

También duras fueron las palabras del diputado de IU, Ovidio Zapico, quien optó por intervenir en una iniciativa de Vox en esta ocasión por afectar a "una cuestión fundamental" como es el modelo sanitario asturiano, sorprendido de que presenten este tipo de iniciativas cuando "detestan que las competencias sean autonómicas".
En concreto, Zapico ha recriminado a Vox que promueva en su programa, que "rezuma racismo y odio", medidas como la eliminación del acceso a la sanidad universal y gratuita; establecer copagos para quienes lleven menos de 10 años de permanencia; o reducir la cartera de servicios para adelgazar el sistema público y engordar el privado.

Desde Podemos, Daniel Ripa dijo no compartir la visión de la moción remarcando que más que volver a la "normalidad" previa a la pandemia habrá que reforzar y mejorar el modelo de Atención Primaria, que ya tenía problemas antes de la llegada de la COVID-19. El portavoz de la formación naranja, que aprovechó para leer unos versos del rapero preso Pablo Hasél, abogó por incentivos de formación, conciliación, reducción de temporalidad y económicos para reforzar y mejorar las condiciones de los profesionales sanitarios así como mejoras de gestión que permitan reducir listas de espera.

Finalmente, la diputada socialista Carmen Eva Pérez Ordieres resaltó que antes de la pandemia se estaba ya trabajando desde el Principado en una nueva estrategia de Atención Primaria para corregir problemas "ya diagnosticados" y que se han visto incrementados por el coronavirus.

En ese sentido, la parlamentaria ha destacado el "compromiso firme" del Gobierno con la convocatoria regular de ofertas de empleo para aumentar plantilla, negociando los puestos de difícil cobertura, y con el refuerzo de la atención a patologías no covid.

"No se puede hacer política mágica y exigir hoy la vuelta a la normalidad", ha dicho a la diputada de Vox, resaltando lo difícil que resulta debatir con esa formación cuando intenta controlar "un sistema que no es el suyo". Al respecto, se ha alegrado de que "otros grupos vayan leyendo su programa electoral".