Publicado 25/04/2016 17:43CET

El desempleo de larga duración aumenta el número de personas sin hogar en Oviedo

Inmigración, inmigrantes, pobreza, pobre, pobres, Sudafricanos
EUROPA PRESS (JAVIER TORMO)

Estiman en el concejo unas 150 personas sin casa con una edad media de 42,3 años

OVIEDO, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un estudio elaborado por la Concejalía de Atención a las Personas e Igualdad revela que el desempleo de larga duración es uno de los factores que influyen de manera fundamental en la exclusión social a las personas sin hogar que viven en Oviedo.

Las conclusiones del trabajo muestran asimismo que el denominado 'sinhogarismo' se cronifica, al aumentar notablemente el número de personas que llevan más de tres años sin hogar, y que se produce un leve repunte del número de mujeres que se encuentran en esta situación, aunque el perfil mayoritario sigue siendo masculino.

Técnicos de los Servicios Sociales municipales han realizado un análisis del fenómeno del 'sinhogarismo' en Oviedo para conocer la actual situación de este colectivo, realizar una comparativa respecto a la investigación anterior, detectar necesidades y realizar recomendaciones.

El estudio 'Las personas sin hogar en el municipio de Oviedo: características y necesidades' ha sido presentado este lunes por la concejala de Atención a las Personas e Igualdad, Marisa Ponga. El trabajo se ha desarrollado encuestando a profesionales y a más de un centenar de personas sin hogar.

El término 'sinhogarismo' se refiere tanto a las personas sin techo que viven en espacios públicos, como a aquéllas que no tienen vivienda y residen temporalmente en albergues o instituciones. Los expertos señalan que se trata de una población que puede moverse de unas regiones a otras, aunque sí existe una bolsa de personas sin hogar que están estabilizadas en Oviedo. En total, los Servicios Sociales estiman en el concejo unas 150 personas sin hogar con una edad media de 42,3 años.

Un comparativa con el estudio realizado en 2011 sobre los sin techo en el municipio arroja que se incrementa el número de personas sin hogar a causa de un desempleo de larga duración. Estos perfiles se corresponderían con familias, personas que han perdido sus empleos, inmigrantes, u otros afectados por la situación económica actual. No obstante, el perfil tradicional de persona sin hogar, hombre español de mediana edad con adicción al alcohol en situación cronificada de 'sinhogarismo' y sin vínculos, continúa siendo el más extendido

Los datos también revelan que el fenómeno del 'sinhogarismo' se cronifica y consolida, cuatro de cada diez personas sin hogar llevan más de tres años en esa situación (36% en 2011 y 44% en 2016) y se detecta un incremento de los casos de mujeres (14% en 2011 y 23% en la actualidad), aunque el perfil mayoritario sigue siendo el masculino. La presencia mujeres es mayoritaria en los centros específicos de atención a las familias o menores mientras que los hombres son mayoría en el colectivo que duerme en la calle.

La autovaloración de su salud mejora sustancialmente respecto a 2011 y sus problemas de salud se relacionan con enfermedades de hígado y de salud mental, aunque es frecuente que presenten varias problemáticas simultaneas. El estudio revela que el estado de salud de la población inmigrante es mejor que el de la autóctona.

Por último, recoge que se ha incrementado la realización de cursos de formación, sobre todo entre las mujeres sin hogar, respecto al estudio anterior y un 27% de las personas que han realizado cursos en el último año, han finalizado al menos tres.

Para leer más