Publicado 25/04/2016 15:36CET

Detenido un hombre sorprendido cuando salía de un bar con la recaudación

Se le acusa de seis robos más en cafeterías y bares

GIJÓN, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a un hombre de 32 años al que se le considera autor de seis robos cometidos en cafeterías y bares del barrio de barrio de Pumarín cometidos desde mediados del pasado mes de marzo y que fue sorprendido cuando salía de un local en el que se había apropiado de la recaudación.

Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, los hechos tuvieron lugar sobre las 5.00 horas en un bar del barrio de Pumarín, de donde es vecino el detenido. Este fue sorprendido 'in fraganti' cuando salía del local, en la calle Alcarria, y se le intervino 600 euros en billetes de distintos importes, que había conseguido supuestamente al forzar la caja registradora.

El arrestado, con numerosos antecedentes por robos con fuerza, había logrado acceder al interior el bar tras fracturar la puerta de entrada con una tapa de alcantarilla. El hombre, asimismo, resultó con cortes en la cabeza con los cristales al entrar al local, por lo que tuvo que ser trasladado al un centro médico para la cura de sus heridas.

Por otro lado, fue detenido la tarde del pasado viernes un joven de 19 años al que se le incautaron dos trozos grandes de hachís, de 50 gramos cada uno, que llevaba en el bolsillo de su pantalón. La droga fue encontrado durante un registro practicado a este y otro compañero, menor de edad, a los que se acusaba de haber intentado robar ropa de una tienda de la calle Manuel Llaneza. Los jóvenes se habían puesto prendas de vestir debajo de las que llevaban tras haberles quitado los dispositivos de alarma.

La Policía, asimismo, detuvo a dos mierenses, de 20 y 17 años, por un delito contra la salud pública. Ambos supuestamente estaban en la estación de ferrocarril vendiendo sustancias estupefacientes. Fue el vigilante de seguridad quien dio la voz de alarma. A los jóvenes se les intervino nueve papelinas de cocaína, cuatro de MDMA, distintas cantidades de hachís y cogollos de marihuana.

También en la estación de Renfe fue detenido un hombre de 46 años, acusado de amenazar de muerte e increpar a los viajeros y a los vigilantes, además de negarse a pagar un billete de tren con el trayecto de Gijón a Oviedo.

El hombre, que se mostró muy violento con los agentes, fue detenido por resistencia a agente de la autoridad. Horas antes los policías ya habían acudido a la calle Asturias porque esta misma persona estaba amenazando e insultando a todos los transeúntes que se cruzaba a su paso. En ese momento lograron calmarlo y que cejase su actitud agresiva pero finalmente. El arrestado contaba con casi medio centenar de antecedentes por amenazas, resistencia y lesiones.