Actualizado 22/04/2016 12:11 CET

Eurodiputados socialistas muestran su total rechazo a que China sea reconocida como economía de mercado

Ramón Jáuregui y Jonás Fernández.
EUROPA PRESS

   OVIEDO, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Los eurodiputados socialistas, Jonás Fernández y Ramón Jáuregui han destacado este viernes que de aquí a finales se entra en un periodo "muy delicadio y decisivo" para el sector de la siderurgia y han instado al urgido al Gobierno estatal a hacer "un trabajo intenso" en contra de la consideración de China como economía de libre mercado.

    En rueda de prensa tras reunirse con representantes de UGT, ambos han indicado que la decisión que se adopte a final de año por parte de la Comisión Europea respecto a la consideración de China como economía de libre mercado y el mantenimiento o no de los aranceles será clave para la siderurgia española.

   En este sentido han manifestado que los socialisrtas europeos "están trabajando en el parlamento para que lograr un declaración formal conjunta de la mayoría del parlamento europeo en contra de la consideración de la economía de China como de libre mercado".

   "Creemos que el Gobierno español debe hacer un trabajo intenso en el Consejo Europeo en esta línea. Reclamamos que el Gobierno español sea del signo que sea diga de manera rotunda no y nos unamos a Francia en su posición contraria a la entrada de China en el libre mercado", ha insistido Jáuregui.

   El europarlamentario ha indicado que las consecuencias para la siderurgia en España pueden ser muy graves y se ha referido a posibles fusiones de grandes empresas con lo que las mismas conllevarían.

   "Se especula mucho y nuestro interlocutores nos hablan incluso de que Tata, Thyssen y Arcelor están en conversaciones. Todos sabemos lo que conllevan estas fusiones, como los bancos cuando se junta que al final sobran sucursales. Ese peligro lo tenemos", ha dicho Ramón Jaúregui.

   Ha destacado que la situación del Gobierno en funciones tabién perjudica en este sentido, máxime cuando en España actualmente ni se cuenta con un ministro de Industria. En este sentido ha insistido en la necesidad de contar con un Ejecutivo español "potente y beligerante que defienda su posición en el consejo europeo".