Ficalía pide 22 meses de prisión para una falsa abogada que se quedaba con el dinero de sus clientes

Publicado 04/09/2019 13:08:25CET

OVIEDO, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias ha solicitado la condena de una acusada de hacerse pasar por abogada mediadora en accidentes de tráfico y de quedase con el dinero que sus clientes le pagaban para su rehabilitación.

El Ministerio Fiscal sostiene que, durante los años 2014 y 2015, la acusada, estuvo trabajando bajo la denominación SOS Accidenta 2, con despacho profesional en Mieres, realizando labores de mediación entre personas que habían resultado lesionadas en accidentes de tráfico y las compañías aseguradoras responsables, a fin de gestionar las correspondientes indemnizaciones.

Todo ello a pesar de que la acusada carece de la condición de abogada e incluso del título de licenciada en Derecho, pese a lo cual los clientes contactaban con ella en la creencia de que era letrada de profesión. La acusada se presentaba ante ellos como tal e incluso había colocado una placa en la puerta de su despacho haciendo constar su condición de abogada.

La acusada recomendaba a sus clientes una médico y un fisioterapeuta para que les tratasen de las lesiones que padecían. Posteriormente, cuando los accidentados cobraban de la aseguradora la correspondiente indemnización, la acusada, además de percibir de cada uno de los clientes sus propios honorarios profesionales, también lo hacía con los correspondientes a la médico y el fisioterapeuta, que en caso de la primera ascendían siempre a 350 euros por paciente y en el caso del segundo eran cantidades variables, comprometiéndose la mujer ante los clientes a pagar a ambos profesionales. No obstante, la acusada, en vez de hacer eso, se quedaba con el dinero.

En concreto, fueron 23 las personas que contrataron los servicios de la acusada y que posteriormente entregaron a esta las cantidades correspondientes a los honorarios de médico y fisioterapeuta para que pagara a estos. La acusada reconoció en su última declaración judicial haberse quedado con el dinero.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito continuado de apropiación indebida. Concurre la atenuante por analogía de confesión, apreciada como muy cualificada, respecto de la apropiación indebida.

Por todo ello, solicita que se condene a la acusada a 22 meses de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, pago de las costas procesales y pago de una indemnización de 6.650 euros a la médico; otra de 11.573 euros al fisioterapeuta; y una tercera de 625 euros a otro fisio al que derivó en una ocasión a uno de sus clientes, todo ello más los intereses legales correspondientes.

La vista oral está señalada el lunes, 2 de septiembre, en el Juzgado de lo Penal número 2 de Avilés, a las 11.00 horas.