Marc Martí reconoce que empezó a trabajar de colaborador con el Niemeyer mientras percibía el paro

Trib.- Marc Martí reconoce que empezó a trabajar de colaborador con el Niemeyer mientras percibía el paro
EUROPA PRESS
Publicado 22/04/2019 11:51:26CET

OVIEDO, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de la Audiencia acoge este lunes una nueva sesión del juicio por el conocido como Caso Niemeyer. La vista ha comenzado con la declaración del acusado pendiente de comparecer ante el tribuna, el que fuera jefe de producción del centro cultural, Marc Martí que ha manifestado que entre 2008 y 2010 empezó a colaborar con el Niemeyer como "colaborador externo" pese a estar en el paro.

El procesado ha explicado que ese fue el motivo por el que las facturas, por 9.000 euros, eran giradas a nombre de una empresa que hizo trabajos en la vivienda de sus padres.

"Artesanos Vilafortuny facturó al Centro Niemeyer 9.000 euros de una obra en casa de mis padres para justificar mis servicios profesionales, porque de aquella era colaborador y la Fundación no tenía medios para pagar", ha explicado.

Así ha indicado que en octubre de 2008, a través de un correo que ha mostrado, el subdirector del Centro le pidió trabajos de colaboración y le dijo "que buscase la formula para poder cobrarlos porque querían pagarle".

Martí, que se enfrenta a una pena de un año y seis meses de prisión por un supuesto delito de malversación, ha explicado que fue en 2010 cuando se incorporó plenamente al equipo del Centro Niemeyer, trasladándose a vivir a Avilés. Natalio Grueso fue quien estableció su contrato por 80.000 euros al año, una cantidad que ha manifestado que respondía a las responsabilidades que tenía en su cargo.

"En muy poco tiempo llevamos a cabo un trabajo ingente, así que esa remuneración me parece razonable y acorde a ese trabajo", ha indicado Martí.

Ha dicho que fue Grueso quien estableció su sueldo y también ha manifestado que todos los viajes que realizó estaban autorizados por el director porque "el no tenía capacidad para hacerlo".

La de este lunes es la sexta sesión de un juicio que arrancó el pasado 18 de marzo. Entre ese día y el siguiente estaba previsto que se tomase declaración a los cinco acusados, sin embargo hicieron falta otras cuatro sesiones y ni siquiera dio tiempo a acabar con el interrogatorio de los procesados.

El presidente del tribunal, Javier Domínguez Begega, pidió a los abogados que remitiesen escritos informando sobre su disponibilidad para fijar nuevas fechas. Así las sesiones han sido reorganizadas y está previsto que se celebren los días 22, 23 y 24 de abril; en mayo, los días 7, 8, 13, 14, 22 y 23; en junio, los días 19, 20 y 21, y en julio los días 11, 22, 23, 29 y 30.

El que fuera director del Centro Niemeyer, Natalio Grueso se enfrenta a once años de cárcel, diez años de inhabilitación y multa por irregularidades detectadas en la gestión al frente de la Fundación Oscar Niemeyer, creada en 2007 con capital público.

En concreto, la Fiscalía le pide seis años de prisión por los delitos continuados de malversación en concurso medial con el continuado de falsedad, más otros tres años de prisión por el delito continuado societario y dos años más de prisión por el delito de insolvencia punible.

Pero el exgerente del Niemeyer entre los años 2007 y 2012 no es el único acusado. También lo está su exmujer, Judit Pereiro, para quien Fiscalía pide dos años y seis meses de prisión por un delito continuado de malversación; José María Vigil, trabajador de Viajes el Corte Inglés que se enfrenta a la pena de ocho años de prisión y el pago de 15.000 euros de multa por los delitos continuados e malversación en concurso con el continuado de falsedad y el delito de estafa; el exsecretario de la Fundación, José Luis Rebollo, que se representa en el juicio a sí mismo y para el que piden dos años y tres meses de prisión por el delito continuado societario y el pago de una multa de 7.200 euros; y el exdirector de producción, Marc Martí, que se enfrenta a la pena de 1 año y 6 meses de prisión por un delito de malversación.

Contador

Para leer más