Moriyon justifica la tala de 43 chopos del parque Isabel la Católica

Publicado 01/04/2015 17:34:30CET

GIJÓN, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón (Foro), ha justificado este miércoles la tala de 43 árboles del parque Isabel la Católica, en concreto chopos, por motivos de seguridad, a lo que ha recalcado que estos serán sustituidos por otros ejemplares más jóvenes.

Moriyón, en unas declaraciones en su blog personal recogidas por Europa Press, ha incidido en que supone una mínima cantidad de los 1.330 árboles existentes en el parque, un 3,23 por ciento. Asimismo, ha especificado que se va a intervenir fundamentalmente en el entorno de la zona de juegos infantiles, donde en virtud a los análisis de riesgo efectuados se considera "inasumible" el mantenimiento del arbolado existente, especialmente por elevadísimo número de niños y acompañantes que utilizan ese espacio.

La regidora ha explicado que al margen de las inspecciones visuales, se han realizado*mediciones con Tomógrafo y Resistógrafo*a varios ejemplares de chopo, cuyos resultados justifican su tala para garantizar la seguridad de los usuarios del parque.

En este sentido, la regidora ha recordado que el parque se asienta en una antigua marisma rellenada con basuras en los años 30 y principios de los 40. También ha remarcado que el nivel freático está a solamente un metro de la superficie, lo que provoca unas situaciones de estrés al arbolado que inciden fundamentalmente en la raíces de los árboles y a su vez genera situaciones de riesgo por caídas de arbolado.

A esto ha unido que, dada la proximidad a la costa, en el parque se dan vientos fuertes frecuentes, que hacen que se deban extremarse las precauciones con los árboles. Moriyón ha recalcado que una parte importante del arbolado del parque está formado por*chopos, árboles que ha considerado "muy inseguros", con tendencia a caídas de ramas en verano, cuando hay más afluencia de público.

Ha argumentado, asimismo, que desde 1990 se han ido realizando actuaciones periódicas en las que se pretende ir sustituyendo paulatinamente el arbolado potencialmente peligroso por otros ejemplares más seguros. Como ejemplo, ha citado la última intervención notable de retirada de chopos, hace cinco años, por caídas de ramas en el parque infantil de tráfico.

Según ella, son "muchas" las incidencias en el parque por los*vientos registrados*en los últimos años, que han provocados daños estructurales y de estabilidad en árboles, motivo por el que se decide ir eliminando árboles poco seguros. También se han producido caídas y roturas en la parte del parque donde se encuentra el*Kilometrín.