Oviedo.- El ayuntamiento colocará radares de velocidad en varios semáforos de las zonas "más conflictivas"

Actualizado 16/03/2008 16:20:39 CET

OVIEDO, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El plazo de concurso para instalar radares móviles en varios semáforos de Oviedo se cerró el pasado viernes y fue aprobado por la Comisión de Seguridad. Estos controles entrarán en funcionamiento antes del verano y se situarán en las zonas de tráfico "más conflictivas", según informó a Europa Press el jefe del Área de Seguridad Ciudadana, José Manuel López.

La medida permitirá penalizar, con multas de entre 90 y 300 euros, a aquellos conductores que se salten las señales luminosas y que rebasen los límites de velocidad establecidos en el casco urbano.

Los primeros dispositivos de este tipo se colocarán en los principales accesos al centro urbano: en la plaza de Castilla, en la glorieta de la Cruz Roja --que comunica con la Y -- y en la nueva rotonda de conexión con la autovía de Gijón, la AS-II, al final de la calle Pepe Cosmen y previsiblemente en el cruce de la Avenida de Galicia con Hermanos Pidal y División Azul. No obstante, desde el ayuntamiento se destacó que este tipo de radares son móviles por lo que su ubicación podría cambiar dependiendo de las circunstancias de cada momento.

Con este proyecto, la capital asturiana será pionera en el Principado en poner en marcha este sistema, que ya existe en otras ciudades españolas como Barcelona o Valladolid. El nuevo mecanismo es complejo, ya que no sólo consiste en la colocación de cámaras en los semáforos, sino que "se necesita un sistema de comunicación complejo", comentó el responsable de la Policía Local de Oviedo.

El nuevo dispositivo se activará siempre que el semáforo esté en rojo y detectará al infractor. Las fotografías serán enviadas posteriormente a dos equipos de almacenamiento.

El jefe de Seguridad Ciudadana destacó que el área dispone de una partida de un total de 1.600.000 euros para llevar a cabo este proyecto.