Publicado 10/01/2022 13:38CET

Piden 3 años de cárcel para el acusado de intentar asesinar a un tatuador de Gijón con una estaca de madera

Archivo - Palacio de Justicia de Gijón
Archivo - Palacio de Justicia de Gijón - EUROPA PRESS - Archivo

El procesado actuó así después de no ser atendido en el acto por la víctima en su local

GIJÓN, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Área de Gijón ha solicitado tres años de prisión, alejamiento y obligación de someterse a control médico durante cinco años para un hombre que intentó asesinar a otro con una estaca de madera en un establecimiento de tatuajes de Gijón el pasado mes de mayo.

Según una nota de prensa de la Fiscalía, concurren en el procesado las atenuantes de drogadicción, ya que es consumidor de hachís desde los 13 años y tenía alteradas sus facultades en el momento de los hechos, y de reparación del daño, al haber ingresado ya parte del dinero que se le pide en concepto de responsabilidad civil. El escrito de acusación ha sido presentado en la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón.

El Ministerio Fiscal sostiene que, el 31 de mayo de 2021, sobre las 19.15 horas, el procesado acudió a un establecimiento de tatuajes de la calle Pedregales de Gijón, regentado por la víctima.

Una vez allí, le pidió que le hiciera un tatuaje de serpiente, del que ya habían hablado, a lo que el tatuador le contestó que en ese momento estaba atendiendo a otro cliente, por lo que no podía atenderle, y que mejor que concertara una cita. Entonces, el procesado se ausentó del local mostrando su desacuerdo por no ser atendido.

Aproximadamente una hora más tarde, el procesado acudió de nuevo al establecimiento y, con intención de acabar con la vida de la víctima, lo hizo portando una estaca grande de madera y evitando que sonara la campana colocada encima de la puerta. Ya dentro, se dirigió a la víctima, que continuaba con su trabajo y que se encontraba de espaldas al procesado, por lo que ni este ni la clienta con la que estaba lo vieron llegar.

En ese momento, el procesado golpeó reiteradamente a la víctima en la zona de la cabeza, entre otras, dejándole inconsciente y ocasionándole lesiones de riesgo vital que, de no mediar atención médica inmediata, podrían haber provocado su fallecimiento.

El procesado, con un consumo de hachís iniciado a los 13 años y
diagnosticado por ello de psicosis tóxica, tenía alteradas sus facultades intelecto-volitivas en el momento de los hechos.

El acusado ingresó la suma de 6.000 euros para reparar parcialmente el daño causado, en concepto de responsabilidad civil. El procesado se encuentra en prisión provisional.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato en grado de tentativa del artículo 139.1 y 16.1 y 140 bis del Código Penal. Concurren las circunstancias modificativas de la responsabilidad penal de drogadicción y reparación del daño.

Además de la pena de prisión, solicita inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante la condena y prohibición de aproximarse a la víctima, a su domicilio y lugar de trabajo, y de comunicarse con él por cualquier medio durante cinco años. También se le pide, por el mismo periodo de tiempo, sumisión a control médico, así como el abono de costas.

En concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía requiere que el procesado indemnice a la víctima con 20.000 euros, más los intereses legales correspondientes, y al Sespa, con la cantidad que reclame en ejecución de sentencia por la atención médica prestada a la víctima.

Contador

Para leer más