5 de abril de 2020
 
Publicado 20/02/2020 16:49:10 +01:00CET

Piden más de 21 años de cárcel al acusado de prender fuego en un bar en el que estaba su ex pareja con un hombre

GIJÓN, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Área de Gijón solicita una pena total de 20 años de prisión para un acusado de prender fuego en un bar de Gijón en el que se encontraba su ex pareja con un hombre, con la intención de acabar con la vida de ambos, por un delito de incendio y dos de homicidio en grado de tentativa.

Según una nota de prensa de la Fiscalía, la vista oral está señalada para este viernes, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, con sede en Oviedo, a las 10.00 horas.

De acuerdo al relato fiscal, el procesado mantuvo una relación sentimental con una mujer hasta el 1 de junio del año 2018. La ruptura de la relación no fue aceptada por el procesado, quien desde aquel momento y con intención de atemorizar a esta, en varias ocasiones le dijo que mataría al hombre que estuviera con ella.

El acusado llegó incluso a enviar un mensaje a una amiga de su ex pareja el día 7 de junio del año 2018, en el que le decía que pensaba quemarlo todo y que se lo dijera a ella.

Sobre las 03.00 horas del día 22 de junio del año 2018, el procesado increpó a un hombre que se encontraba con su ex pareja en un establecimiento de Gijón, teniendo que intervenir el personal de seguridad del establecimiento para que la mujer y su acompañante pudieran salir del local.

No obstante, poco después, sobre las 03:47 horas, el procesado envió un mensaje de texto a su ex pareja en el que le decía: "Puta de mierda". A las 04:04 horas le mandó otro mensaje en el que le decía: "Que tenga huevos, cagón de mierda" y a las 04:28 un nuevo mensaje en el que le decía: "Que tenga cojones el mierda, que lo mato".

La mujer y su acompañante se dirigieron a un bar propiedad del padre de él, también en Gijón, hasta donde fueron seguidos por el procesado, que acto seguido decidió ir a una gasolinera para comprar un bidón de gasolina.

Tras comprar este bidón, regresó al bar donde, a sabiendas de que la pareja estaba en el interior, y con intención de acabar con la vida de ambos, pues no tenían posibilidad de salir del local, prendió fuego a la puerta de acceso al establecimiento y a unos cartones que había arrojado sobre el lugar.

LÍQUIDO ACELERANTE

El procesado utilizó un líquido acelerante para llevar a cabo su acción y, sabedor de la potencialidad del incendio, huyó del lugar, dejando a su ex pareja y a su acompañante en el interior del local.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía se personó en el lugar y sofocó las llamas con un extintor que llevaban los agentes en el coche oficial.

El procesado fue detenido poco después en las inmediaciones de la calle Rodríguez San Pedro y de la calle Pedro Menéndez de Gijón.
Como consecuencia de la propagación del incendio, se ocasionaron desperfectos en el local, cuyo importe de reparación ascendió, según tasación efectuada por la compañía aseguradora, a 3.870 euros.

Asimismo, por auto del Juzgado de Instrucción número 4 de Gijón de 23 de junio del año 2018 se impuso al procesado la prohibición de acercarse a su ex pareja, su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro lugar por ella frecuentado o en el que se encontrara y comunicarse con ella por cualquier medio, durante la tramitación de la causa.

AMENAZAS CONTINUADAS

La Fiscalía imputa al hombre un delito de incendio, en concurso real con dos delitos de tentativa de homicidio, así como uno de vejaciones injustas hacia su ex pareja y otro continuado de amenazas contra el acompañante de esta. Concurre la agravante mixta de parentesco en los delitos cometidos contra su ex pareja

En este sentido, el Ministerio Público pide para el procesado, por el delito de incendio, 12 años de prisión, cinco años el delito de tentativa de homicidio de su ex pareja y tres años en el caso del hombre.

Además, solicita que se imponga al procesado la prohibición de aproximarse a su ex pareja a menos de 500 metros, a su domicilio, lugar de trabajo y cualquier otro lugar frecuentado por ella, así como la de comunicarse con la misma durante, seis años, y lo mismo en caso de la otra víctima, pero por periodo de cuatro años en este caso.

Asimismo, la Fiscalía le pide 20 días de localización permanente en domicilio diferente y alejado de su ex pareja por el delito de vejaciones y 20 meses de prisión por el de amenazas continuadas.

En concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Fiscal solicita que el procesado indemnice con 3.870 euros a la compañía de seguros que se hizo cargo de los desperfectos en el local dañado; a la ex pareja con 5.000 euros por daños morales y a su acompañante con 3.000 euros, también por daños morales, así como las costas.

Lo más leído

  1. 1

    Un fármaco antiparasitario logra matar al coronavirus en 48 horas

  2. 2

    Una madre pone un cartel a sus hijos para que no la interrumpan mientras teletrabaja y se hace viral

  3. 3

    Detenido un hombre en Moratalaz que intentó rajar a varios agentes con dos catanas al grito de "Yo soy Dios"

  4. 4

    Sánchez prepara a la población ante la crisis de sus vidas: habrá más estados de alarma después del 26 de abril

  5. 5

    Sánchez decidirá si amplía el estado de alarma según criterios sanitarios