Publicado 27/09/2016 20:01CET

Podemos asegura que Gitpa pagó casi 5,5 millones por una obra que costó 2,8

Lorena Gil
PODEMOS ASTURIES

OVIEDO, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

Podemos Asturies ha asegurado este martes que la empresa autonómica de telecomunicaciones Gitpa pagó 5,4 millones de euros por la troncal de cable del occidente asturiano, una actuación que "apenas costó 2,8".

Así lo ha afirmado la diputada de Podemos en la Junta General Lorena Gil en una rueda de prensa, tras contrastar los resultados de la auditoría de Gitpa llevada a cabo por Arroyo Norte.

"Hemos descubierto que GITPA pagó 5.448.999 euros por la troncal de cable del Occidente y, según los resultados de la auditoría llevada a cabo por la empresa Arroyo Norte, la obra apenas costó 2.800.000 euros", ha afirmado Gil.

Esa cifra, según la diputada, "se obtiene de descontar del presupuesto de ejecución material los 1,5 millones abonados por la empresa adjudicataria, Comfica, a Feve por derechos de paso y los más de 300.000 euros destinados al cable de 48 fibras "que se regaló" a la compañía ferroviaria".

Ha firmado que también ha encontrado "balances hinchados artificialmente por la empresa auditora por valor de más de medio millón de euros: los 11.2 kilómetros de las minitroncales entre la vía y los pueblos fueron computados dos veces, hinchando el balance en 116.651,90 euros; y los 54 kilómetros de zanja por la vía fueron hinchados artificialmente en 404.843,12 euros. En total, más de medio millón de euros".

"El Gobierno afirma que la empresa nos ha hecho un favor cobrando de menos 200.000 euros a favor del Principado, y hemos comprobado que es justamente al revés porque se demuestran pérdidas millonarias: la obra de la troncal que el Principado necesitaba sólo costaba 2,8 millones", ha comentado Gil. "En la propia comisión de investigación, el redactor de proyecto de Comfica admitió el hinchado de precio de las unidades de obra", ha añadido.

Por último, señala que los auditores "llegan a afirmar que para un proyecto de la trascendencia del que se audita, y dada la magnitud de las diferentes partidas de obra, sería recomendable, rayando incluso el adjetivo de necesario, el disponer de precios unitarios de materiales, mano de obra y maquinaria necesaria para la ejecución de las obras (...). Esta ausencia de descomposición de partidas ha hecho inviable cuantificar diferencias económicas entre las unidades observadas en obra y las reflejadas en la documentación de obra, a pesar de haberse observado déficits en la ejecución de ciertas unidades".

Finalmente, Lorena Gil ha explicado que "en su informe de auditoría, Arroyo dice que no están justificados alrededor de 230.000 € en concepto de tubos, retirada de balasto, arquetas, horas de piloto, reflectometrías, etc", lo que demuestra la existencia de un nuevo presunto fraude.

Por todo ello, ha adelantado que su formación tratará "de poner en claro con el responsable de la empresa auditora estos extremos en la jornada de comparecencias en la comisión de investigación de mañana miércoles 28 de septiembre".

Para leer más