26 de febrero de 2020
 
Actualizado 13/08/2012 21:21:18 CET

La Policía detiene a un hombre por robo con intimidación en un kiosco en Gijón

Arrestados dos participantes en una manifestación antitaurina acusados de atentado contra la autoridad

GIJÓN, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Cuerpo Nacional han detenido a un hombre de 43 años y vecino de Gijón por un delito robo con intimidación en un kiosco del barrio gijonés de Pumarín, donde también reside, según una nota de la Comisaría gijonesa.

De acuerdo al relato policial, fue detenido el pasado día 10, a las 23.24 horas, una hora después de que entrara en el kiosco y pidiera tabaco. Al ir a dispensárselo la propietaria, el hombre se metió dentro del mostrador y la amenazó con un cuchillo de cocina, solicitándole que le entregase todo el dinero. Al gritar la mujer para pedir ayuda, este se dio a la fuga sin lograr llevarse nada de dinero.

Con la ayuda de varios testigos, los agentes consiguieron una descripción exhaustiva del autor, que fue localizado una hora más tarde en la explanada de Poniente, muy próximo al escenario, donde exhibía el cuchillo ante las personas que estaban disfrutando del concierto.

Este fue detenido y trasladado a Comisaría, donde pudo ser identificado, ya que carecía de documentación. F.J.E.J contaba con once detenciones anteriores, la mayoría de ellas por robos con violencia e intimidación.

HURTO EN UN CENTRO COMERCIAL

Por otro lado, el pasado día 11 se detuvo a un hombre de 42 años de edad que agredió al vigilante de seguridad de un centro comercial que lo había interceptado tras sorprenderle hurtando varias prendas de vestir del área de deportes. Como consecuencia, uno de los vigilantes presentaba una contusión facial y un esguince de tobillo.

También se arrestó a dos personas, uno de 35 y otro de 20 años, por atentado a agente de la autoridad, acusados de enfrentarse a los policías durante su participación en una concentración antitaurina. Los hechos tuvieron lugar frente a la plaza de toros, donde los agentes trataban de garantizar el acceso de los aficionados que tenían su abono.