El PP acusa a la concejal de Educación de "no dar la cara" sobre el servicio de comida de los colegios

Belén Fernández Acevedo, durante la rueda de prensa.
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 10/10/2018 13:55:31CET

OVIEDO, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La concejal del PP en el Ayuntamiento de Oviedo, Belén Fernández Acevedo, ha acusado este miércoles a la concejal de Educación, Mercedes González, de haber "dado la espantada" y de "no dar la cara" al no asistir a la Comisión Municipal para dar respuesta a todas las preguntas y dudas planteadas sobre el servicio de comida de los colegios públicos. "Sigue despreciando a las familias de los escolares", añade.

En su lugar, sostiene la edil 'popular' los otros miembros del tripartito (PSOE, Somos e IU) "se limitaron a decir que todo está correcto y que ya se han puesto en contacto con el Colegio de Nutricionistas para que analice los menús, sin más explicaciones".

Fernández Acevedo afirma además que "secundando o liderando este plan de fuga, el alcalde, Wencesalo López, reduce a simples opiniones las criticas vertidas por las familias; opiniones a las que no hace caso alguno y que desprecia con su falta de gestión e implicación para que se investigue con urgencia si hay o no un grave incumplimiento de este contrato".

"Una vez más el tripartito actúa contra los técnicos municipales. Porque este contrato tiene dos responsables técnicos y tendrían que ser ellos los que realizaran las inspecciones y los controles y establecieran si la empresa está cumpliendo con los pliegos de condiciones o no", añade.

La concejal del PP explica que "cuando se plantea una denuncia de esa gravedad, la inacción, la cachaza y el desprecio con que actúa el tripartito es un desprecio a los ovetenses que la denuncian con datos que, mucho más que opiniones, son razones para que se produzca una actuación rápida y eficiente en defensa del bienestar de los escolares".

Califica de "sorprendente" que se haya propiciado con los pliegos de condiciones la adjudicación a una empresa de Cataluña que envía buena parte de los menús desde Cataluña, pero lo es aún más que en estas condiciones no se hubiera establecido desde el primer momento un control riguroso sobre el cumplimiento de todos y cada uno de los requisitos de los pliegos de condiciones.

"Están despreciando a las familias y a los escolares, y dada su tendencia a la propaganda y la demagogia llama mucho más la atención está falta de respeto a los ovetenses. Tal parece que el tripartito no quiere molestar a esta empresa catalana; que prefiere defender los intereses de esta empresa catalana que los de las niñas y niños de Oviedo", concluye.