Actualizado 20/05/2018 12:56 CET

El Principado financia un proyecto de Unicef contra la desnutrición infantil en Mali

Niños malienses en la ciudad de Kidal
REUTERS - Archivo

OVIEDO, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno del Principado financiará con una partida de 165.000 euros un convenio de colaboración en materia de ayuda al desarrollo con el Comité de Unicef en Asturias para apoyar el programa de prevención y tratamiento de la desnutrición crónica y el retraso en el crecimiento de menores de cinco años que la oenegé desarrolla en Mali.

Según ha informado este domingo el Ejecutivo asturiano esta iniciativa, para cuya segunda fase se formalizará este convenio, aborda la crisis humanitaria desde dos ámbitos. Por un lado, promueve buenas prácticas de alimentación para los bebés entre las madres y las familias, con el fin de prevenir la desnutrición, de forma que las mujeres estén cada vez más informadas sobre las formas de variar su dieta, los beneficios de la lactancia materna y los hábitos que afectan negativamente a la salud y bienestar de la infancia.

Por otra parte, se presta atención a los menores afectados por desnutrición mediante cuatro acciones. La primera de ellas pasa por distribución de medicamentos esenciales y suministros de alimentación suplementaria adaptados al estado nutricional y la edad de los menores, como alimento terapéutico listo para su consumo.

La segunda acción es el apoyo a los equipos sanitarios para el seguimiento y control de la gestión integrada de la desnutrición aguda; en tercer lugar se contempla la difusión y promoción de las mejores prácticas de lactancia materna para niños de 0 a 6 meses mediante asesoramiento individual, ayuda de grupo y apoyo al Día Mundial de la Lactancia Materna.

Por último se establece una cuarta acción que pasa por la capacitación de agentes y trabajadores de salud, madres y líderes de las comunidades tradicionales.

Esta actuación es la segunda a la que más fondos aporta el Principado en materia de ayuda al desarrollo, tras los programas para la mejora de las condiciones de las familias saharauis refugiadas en Argelia.

El proyecto resulta especialmente importante, ya que Mali es uno de los países del mundo con mayor mortalidad infantil y la desnutrición añade un mayor riesgo de fallecimiento por infecciones comunes.

Para leer más